Imagen 15/32
El particular y divertido posado de la Familia Real de Dinamarca

El particular y divertido posado de la Familia Real de Dinamarca

La incesante lluvia no aguó la tradicional aparición estival de la Familia Real de Dinamarca con motivo del popular desfile de caballos ante el castillo de Gråsten. No recluyó a la reina Margarita y los suyos en palacio, ni tampoco impidió que se diera cita el habitual tropel de seguidores fieles al acontecimiento hípico. Nadie quería perderse este emocionante espectáculo que al paso de un equino tras otro obsequia puntualmente en estas fechas veraniegas con un sinfín de imágenes de la soberana y los príncipes para el recuerdo. Si bien el chubasco acarreó un muestrario de impermeables oscuros, en toda la gama de los nubarrones del cielo cubierto de Gråsten, lo que empañó el acostumbrado despliegue de colores y estampados del verano, la ocasión no estuvo falta del calor de siempre. Para empezar la reina Margarita se desmarcó de su familia, los príncipes herederos Federico y Mary y sus cuatro hijos, los príncipes Christian e Isabella y los mellizos, los príncipes Vincent y Josephine, uniformados por las inclemencias, y se proclamó la reina sol de la jornada lluvias. Se convirtió en la protagonista absoluta gracias a un vistoso chubasquero, que era un florido arcoíris para el día gris. VER NOTICIA >>