Imagen 2/5
Las prisas de Rossy de Palma iluminan la alfombra roja de Cannes

Las prisas de Rossy de Palma iluminan la alfombra roja de Cannes

A la carrera tuvo que subir ayer la actriz española Rossy de Palma, miembro del jurado, las escaleras de la alfombra roja del Festival de Cannes, que rindió homenaje al director estadounidense Woody Allen, a la sombra de un 'macromoño' que atrajo todas las miradas. Frente a lo que dictan los cánones, De Palma llegó a la proyección de Irrational Man, la nueva obra de Allen, más tarde que el propio equipo de la película. Un encargado de la organización tuvo que enganchar del brazo a la actriz española, con un amplio vestido rojo y un recogido con flores del mismo color (todo a juego con la tonalidad de la alfombra), para ayudarla a subir a toda prisa las escaleras y llegar antes del comienzo de la proyección. Minutos antes habían hecho acto de presencia Woody Allen, un tanto alicaído, y las estrellas de su nuevo filme, bien acogido por la prensa por la mañana: Emma Stone y Parker Posey.