Antonio De la Torre comenta que 'estar nominado en dos categorías resta posibilidades'

Antonio De la Torre comenta que 'estar nominado en dos categorías resta posibilidades'

Antonio de la Torre podría hacer este domingo historia si gana los dos Goya a los que está nominado, mejor protagonista por Grupo 7 y mejor actor de reparto por Invasor, algo que ningún actor masculino ha conseguido antes, aunque él está convencido de que "estar en dos candidaturas resta posibilidades". "Es un poco como quien compite en varios campeonatos a la vez, que como no seas el 'Barça'...", se ríe, pero sabe que lucha contra "pesos pesados", pero "muy" pesados. Pero perder ante gente como Jean Rochefort, Daniel Giménez Cacho o José Sacristán, a quien admira desde que era niño, "será un honor", asegura a Efe. "Tengo un recuerdo precioso de Pepe Sacristán (espero que no le parezca mal que lo cuente), de un día que me dijo: "Eres uno de esos actores que ha dejado atrás la palabrería y va directo al corazón". "Es como si Di Stéfano te dice: 'chaval, juegas bien al fútbol'", continúa bromeando el actor, reconocido "futbolero". De la Torre conversa por teléfono con Efe desde Granada, donde rueda Caníbal, cuarto largometraje de Manuel Martín Cuenca, con quien hizo en 2010 La mitad de Óscar, en el que se convierte en un sastre antropófago. "Es un cuento sobre el bien y el mal y la capacidad redentora del amor", explica el malagueño. Antes que él, llegaron con dobles nominaciones a los Goya Federico Luppi, en 1996, protagonista de "Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto" y secundario en "La ley de la frontera" (no ganó ninguno), y Ricardo Darín, protagonista en 2010 de El secreto de sus ojos y secundario por El baile de la victoria. También se fue de vacío. Otro que llegó con doblete en 2002 fue Eduard Fernández, actor principal de Fausto 5.0 y secundario en Son de mar, que se llevó el Mejor Protagonista. La única excepción es Veronica Forqué, ganadora en 1988 del premio como mejor actriz protagonista por La vida alegre y mejor secundaria por Moros y cristianos. Candela Peña, en 1995, y Paz Vega completan la lista de actores y actrices con dobles nominaciones; Peña se fue de vacío (competía como secundaria y como actriz revelación en Días contados), y Vega perdió la protagonista de "Solo mía" y ganó revelación por "Lucía y el sexo", en 2002. "Estar ahí es ya mi premio", asegura el actor, que ha pisado la alfombra roja en tres ocasiones: en 2007, para ganar como secundario por Azuloscurocasinegro y para perder en 2010 como protagonista por Gordos -competía con el 'malamadre' de Luis Tosar, en la Celda 211 que arrasó aquel año- y también perdió en 2011 por Balada triste de trompeta. Reconoce que no esperaba su nominación como secundario por Invasor, porque pensó, dice, que quizá los académicos no tendrían en cuenta su trabajo por la "falta de notoriedad" y la suerte "injusta" que ha corrido la película en taquilla. Aún no sabe qué dirá si gana algún premio, o los dos.

Viernes 15-02-2013

archivo semanal:

Otros breves