Naruhito y Masako cumplen 20 años de casados

Naruhito y Masako cumplen 20 años de casados

El príncipe heredero de Japón, Naruhito, y su esposa, Masako, celebran hoy el veinte aniversario de su boda, mientras la conocida como "la princesa triste" sigue luchando por recuperarse de una depresión que padece hace más de un década. A través de un comunicado para marcar la ocasión, el heredero al Trono de Crisantemo resaltó: "en los últimos 20 años, hemos experimentado muchas cosas como pareja y nos hemos apoyado el uno al otro". En cuanto a la salud de su esposa, a quien se diagnosticó hace 11 años una depresión inducida por estrés, Naruhito dijo que la princesa "está mejorando" y "ampliará sus actividades poco a poco haciendo las cosas que pueda mientras continúa con su tratamiento". Masako, de 49 años, abandonó su carrera de diplomática para casarse con el príncipe heredero en 1993 y desde hace una década ha permanecido prácticamente retirada de la vida pública debido a una dolencia que se cree puede estar causada por la ansiedad que le produce su estatus y la protocolaria casa imperial nipona. Fue en julio de 2004 cuando se anunció por primera vez el diagnóstico de la princesa, después de que hubiera suspendido todos sus compromisos oficiales en diciembre de 2003. Masako sorprendió a los japoneses al asistir el pasado abril a la ceremonia de entronización de Guillermo-Alejandro y Máxima de Holanda celebrada en Amsterdam, en lo que supuso su primer viaje oficial en más de una década. Sin embargo, la princesa no acompañara a Naruhito, de 53 años, en una visita a España, en el que el heredero recorrerá cinco ciudades del 10 al 15 de junio, con motivo de la inauguración del Año Dual España Japón, que conmemorara 400 años de relaciones entre los dos países. En un encuentro con periodistas esta semana, el primogénito del emperador Akihito, explicó que se había decidido que Masako no viajara con él después de consultarlo con su equipo médico. Según los medios nipones y expertos en la familia imperial, la princesa sufre por el hecho de no haber cumplido "las espectativas" de engendrar un varón que pudiera heredar el milenario trono de crisantemo. Tras sufrir un aborto en 1999, Masako dio a luz dos años después a una niña, la princesa Aiko. La pareja tuvo que hacer frente en 2010 a un episodio de ansiedad de su hija, de 11 años, que hizo que dejara de ir al colegio, donde ha vuelto recientemente para continuar con su vida escolar. Durante este periodo, el príncipe Naruhito ha compaginado sus actividades oficiales y viajes al extranjero, a los que casi siempre ha tenido que asistir solo, con el cuidado de su familia.

Domingo 09-06-2013

archivo semanal:

Otros breves

Recomendaciones



Horóscopo