Los patios cordobeses, declarados Patrimonio de la Humanidad

Los patios cordobeses, declarados Patrimonio de la Humanidad

Las calles de Córdoba se han llenado hoy de alegría, y sus patios han lucido como nunca el color y el olor de las gitanillas y los claveles, tras ser designados como patrimonio inmaterial de la humanidad por la Unesco. Desde la 10.15 de la mañana, momento en el que cientos de cordobeses conocían en directo por la web de la Unesco que el Comité del patrimonio cultural inmaterial reunido en París reconocía con tal galardón a estas estancias típicas cordobesas, muchos ciudadanos han mostrado su satisfacción en la calle. El centro neurálgico de los parabienes ha sido el patio municipal ubicado en la calle Rey Heredia 22, hasta donde han acudido decenas de propietarios de patios, numerosas autoridades y vecinos que han querido compartir unidos estos momentos. Todos ellos coincidían en la idoneidad de que los patios recibiesen este reconocimiento por tratarse de una estancia típica de muchas viviendas cordobesas, que tradicionalmente han acogido el sentir y el vivir de las familias en torno a cuatro paredes encaladas y repletas de flores. Por eso, la celebración de hoy iba unida al recuerdo de todos aquellos propietarios ya fallecidos que cuidaron con mimo cada rincón de su patio. Marcadamente feliz, el alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, ha recordado en su intervención a todas esas personas que durante la historia han potenciado esa forma de convivencia. Nieto no ha pasado por alto el trabajo "paciente" desarrollado por unos moradores "humildes" que se afanan en mantener las paredes blancas y las flores bien cuidadas para satisfacción personal y admiración de los turistas. A juicio del regidor, esto es lo que ha hecho que la fiesta de los patios "se cueza en el mejor caldo posible" y es consciente de que ahora hay "más responsabilidad que nunca" para que la próxima edición del Festival -en mayo de 2013- sea la mejor. La presidenta del colectivo "Claveles y Gitanillas", Leonor Camorra, no ha querido perderse la sesión del comité y desde París ha mostrado su alegría por un reconocimiento "merecido". Para Camorra, es darle sentido al trabajo "de muchos años" y ha remarcado que la designación de la Unesco se une al reconocimiento popular que los patios ya tienen. Sin posibilidad de viajar a París, pero muy emocionado, estaba Rafael Barón, propietario de un patio y organizador de rutas turísticas con su empresa "Descubrir los patios". Para Barón es un orgullo que se reconozca esta labor "de tanto tiempo" y una fiesta que viene de 1933. "Es una fiesta para toda la ciudad, y la gente está muy contenta porque nos están mandando felicitaciones desde Barcelona o Bilbao", ha indicado. Felicitaciones que también han llegado desde las propias instituciones, como las enviadas por el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, o el presidente de la Junta, José Antonio Griñán. Los patios se han convertido en el duodécimo valor español que entra en la lista del patrimonio cultural inmaterial de la humanidad de la Unesco. Por su parte, la ciudad de Córdoba goza desde hoy con tres enclaves que son patrimonio de la humanidad: la Mezquita, el casco histórico y los patios.

Jueves 06-12-2012

archivo semanal:

Otros breves