Bélgica recorta la dotación de su Familia Real y, por primera vez, la obliga a pagar impuestos

Bélgica recorta la dotación de su Familia Real y, por primera vez, la obliga a pagar impuestos

Bélgica va a reducir las dotaciones que recibe su Familia Real, en especial la de la reina Fabiola, y obligará por primera vez a sus miembros a pagar impuestos por parte del dinero que ingresen, según un acuerdo alcanzado hoy entre los ocho partidos que negocian una reforma del Estado. Según anunció en un comunicado el primer ministro, Elio Di Rupo, la cantidad de familiares del rey beneficiarios de las dotaciones se verá reducida en el futuro, limitándose al heredero al trono, al cónyuge vivo del monarca y el del heredero, y al rey que se retire de forma prematura de sus funciones, así como a su cónyuge. Los príncipes Astrid y Laurent, hermanos menores del actual príncipe heredero, disfrutarán de un periodo transitorio gracias al cual seguirán percibiendo una dotación. La otra gran novedad de la reforma es que los miembros de la familia real pagarán el impuesto de la renta sobre una parte de sus emolumentos en función de los baremos que se aplican al resto de ciudadanos, lo que motivará una reducción importante de sus ingresos netos. El nuevo sistema dividirá las asignaciones a los miembros de la realeza en dos partes: una vinculada a su estatus (fijada en referencia a un alto funcionario de la magistratura o de los poderes públicos y por la que tributarán), y otra a "gastos de funcionamiento y personal" (controlada por el Tribunal de Cuentas). De esta forma, el heredero al trono percibirá una dotación que doble a la de un consejero de Estado. En el caso del cónyuge viudo de un jefe de Estado, su dotación por estatus será como máximo de dos tercios de la misma categoría de la del heredero, y la dotación total no podrá superar a la del sucesor en el trono. Esto afecta a la reina Fabiola, que con esta reforma verá reducida su dotación anual hasta 461.500 euros anuales, desde más de un millón que recibe actualmente, según cálculos del diario belga "Le Soir". La idea de reformar el sistema llegó precisamente tras la polémica desatada el pasado enero en torno a la fundación privada "Fons Pereos", con la que la reina Fabiola podía evitar que sus herederos pagaran impuestos de sucesión. A pesar de que la viuda del rey Balduino I anunció entonces su intención de poner fin a la institución, cinco meses después aún no ha solicitado su disolución. La reforma también incluye la condición de que la percepción de una dotación "es incompatible con el ejercicio de una función remunerada", así como medidas a favor de la transparencia en las asignaciones económicas a la familia real. La reducción de las dotaciones y la introducción de tasas impositivas a los miembros de la familia real eran medidas incluidas en la reforma del sistema de asignaciones que presentó ayer el primer ministro belga al comité de reformas institucionales de Bélgica.

Jueves 06-06-2013

archivo semanal:

Otros breves

Recomendaciones



Horóscopo