Las claves para conseguir un aliento fresco

Las claves para conseguir un aliento fresco

El aliento -en concreto el mal aliento- es el protagonista de situaciones de lo más embarazosas. Sin duda, estamos ante un problema muy incómodo. Y aunque es verdad que, a veces, hay una causa física que va más allá y los problemas de halitosis vienen del estómago, o incluso de los riñones, lo cierto es que esto sucede en tan sólo un pequeñísimo porcentaje. En el 90% de los casos, el problema se encuentra directamente en la boca. Así, las causas más comunes son las bacterias que se encuentran sobre la lengua (especialmente en el fondo de la misma, donde no hay tanto movimiento y se acumulan más); las enfermedades de las encías (piorrea); las llagas y las caries abiertas, así como la “boca seca”.

Jueves 04-04-2013

archivo semanal:

Otros breves