Guillermo de Holanda en el 75º cumpleaños de la reina Beatriz: 'Es un honor suceder a mi madre y poder servir a este país'

Guillermo de Holanda en el 75º cumpleaños de la reina Beatriz: 'Es un honor suceder a mi madre y poder servir a este país'

En sus primeras declaraciones tras la abdicación de su madre, el príncipe Guillermo dijo sentirse "muy emocionado" por la reacción del pueblo holandés. "Es un honor suceder a mi madre y es un honor poder servir a este país", afirmó el viernes por la noche el Príncipe a las puertas del Teatro Beatriz de Utrecht, donde la práctica totalidad de la Familia Real holandesa y los trabajadores y colaboradores de la Casa Real se reunieron para homenajear a la reina Beatriz, con motivo de su 75º cumpleaños. El futuro rey Guillermo IV fue el único de los miembros de la familia Orange que se detuvo delante de la prensa para hacer unas breves declaraciones. Entre risas el Príncipe, acompañado de su esposa, la aún princesa Máxima, terminó el encuentro con los periodista entre risas. "Y ahora es momento de celebrar una hermosa fiesta", concluyó el futuro Soberano mientras se encaminaba al hall del teatro. Los primeros en llegar al teatro fueron el príncipe Constantino y la princesa Laurentien, seguidos poco después por la reina y su nuera la princesa Mabel. A continuación, los Príncipes herederos. La velada, un auténtico homenaje a la figura de la Reina, tuvo como plato fuerte una actuación de la prestigiosa compañía de danza holandesa Introdans, de la que la Soberana holandesa es una conocida admiradora. También el dúo de pianistas Lucas y Arthur Jussen formaron parte del programa artístico de la noche. La reina Beatriz llegó al lugar de la celebración en compañía de la princesa Mabel, esposa del príncipe Friso, ingresado desde hace casi un año en estado de coma en una clínica londinense. La Soberana fue recibida por un gran número de ciudadanos que esperaban su llegada para mostrar su simpatía por la aún Reina con vítores y aplausos. Tanto la Soberna como la princesa Mabel, en los últimos meses siempre con semblante triste, se mostraron realmente exultantes con esta más que cálida recibida y correspondieron con la mejor de sus sonrisas. Pese a que la celebración ya había sido anunciada con semanas de antelación y la propia Reina había declarado durante su reciente visita a Singapur que este año su fiesta de cumpleaños tendría un carácter menos familiar y estaría también abierta al personal de la Casa Real, el anuncio de su renuncia al trono el pasado lunes ha convertido esta fiesta en un evento con mucha mayor relevancia. Al fin y al cabo se ha tratado de la primera aparición de la Reina tras su anuncio de abdicación por lo que la ocasión ha tomado un cariz histórico. Por ello no es de sorprender que la cita haya congregado a la práctica totalidad de la familia de la Reina, incluido miembros cuya presencia pública es escasa como la princesa Cristina, hermana pequeña de la Reina, los príncipes Carlos y Jaime, sobrinos de la Soberana, además de la princesa Margarita, acompañada de su marido, Pieter van Vollenhoven, y todos sus hijos.

Sabado 02-02-2013

archivo semanal:

Recomendaciones



Horóscopo