Escritorios de diseño espectacular

Escritorios de diseño espectacular

Unas décadas atrás era habitual que en las casas hubiera una habitación especialmente destinada al despacho de los progenitores. Un lugar en el que apenas se podía entrar. Con acceso restringido. Porque era donde el padre de familia trabajaba cuando no estaba en su oficina. O incluso donde leía el periódico, la correspondencia o escribía cartas y notas. Era un lugar que a los ojos de los niños quizá resultara algo oscuro. Un lugar en el que mandaba la mesa de despacho, generalmente bastante amplia, con mucha presencia visual.

Miercoles 02-01-2013

archivo semanal:

Otros breves