Decoración: Esto sí son castillos en el aire

Decoración: Esto sí son castillos en el aire

¿A quién no le hubiera gustado tener una casa en un árbol para jugar en su infancia? Eso de subirse a un árbol y montarse una casita es algo así como un esencial en el imaginario colectivo. Quizás porque lo hemos visto en muchas películas. O simplemente porque es muy divertido eso de aislarte del mundo; situarte varios metros por encima del resto de la humanidad y jugar. Pues bien, son muchos los adultos que pueden disfrutar de una de estas casas. Aunque en realidad, todos podemos. Te recomendamos dos sencillos modos de hacerlo. Uno de ellos, a través del espectacular libro de Taschen, Tree Houses. El volumen repasa algunas de las más asombrosas estancias suspendidas en el aire —muchas de ellas, hoteles—, a lo largo y ancho del mundo. El otro, acudiendo al hotel Cabañas en los Árboles, situado en un precioso paraje en Gerona. Echa un vistazo a ambas propuestas. Empezamos por el libro.

Viernes 01-02-2013

archivo semanal:

Otros breves

Recomendaciones



Horóscopo