El juez cita al forense para que ratifique el informe sobre la muerte de Enrique Morente

El juez cita al forense para que ratifique el informe sobre la muerte de Enrique Morente

El juez de instrucción número 52 de Madrid, que investiga el fallecimiento de Enrique Morente, ha citado al forense para que se ratifique en su informe en el que ha concluido que la actuación médica proporcionada al cantaor en la clínica madrileña en la que murió fue "la adecuada". El acto de ratificación del informe de forense tendrá lugar a las 10:00 horas en el juzgado y a él asistirán todas las partes personadas en el proceso abierto. En esta diligencia los abogados pueden preguntar al médico forense sobre el contenido de este informe y presentar las alegaciones que consideren oportunas. Las conclusiones del informe forense, conocidas a mediados de enero, señalan que "la actuación dispensada en la UCI fue satisfactoria durante todo el tiempo que el paciente estuvo a su cargo", en la clínica de La Luz de Madrid, en la que Morente falleció el 13 de diciembre de 2010. Tras el fallecimiento del cantaor, a los 67 años, una semana después de ser operado por segunda vez de un cáncer de esófago, su familia presentó una denuncia por presunta negligencia médica. La familia acusa a los responsables médicos de imprudencia profesional con resultado de muerte, falsificación de documento oficial y abandono sanitario, ya que considera que no se atendió a tiempo al cantaor. El forense Julio Lorenzo Rego avala en su informe el diagnóstico, el tratamiento suministrado y la decisión terapéutica en la operación que se le realizó, así como en la técnica empleada y en el momento de su realización. Y opina que una descoordinación en la información que se facilitó a los familiares de Enrique Morente pudo ser el origen de la denuncia presentada contra los médicos que le atendieron. El forense considera que la actuación médica llevada a cabo durante todo el proceso médico a Enrique Morente desde el 2 al 13 de diciembre de 2010 "se ajustó a la 'lex artis' (buena práctica profesional) por parte de todo el personal facultativo que intervino". En su informe, de 67 folios, señala que fue "materialmente imposible" que la intervención quirúrgica de urgencia se hubiera realizado antes y que resultó "prácticamente imposible actuar con mayor celeridad con la que se actuó". "Aunque habría sido preferible, no es posible afirmar cuál hubiera sido el resultado de una intervención un poco más precoz", agrega el forense, que también señala que "no es posible" conocer con exactitud las causas del daño cerebral que sufrió Morente. Igualmente se refiere a la historia clínica que consta en la investigación, que "se ajusta plenamente a las exigencias legales" y asegura que no ha apreciado "ausencia ni manipulación de ningún elemento" en ese documento. Sin embargo, el forense sí ha detectado "una cierta falta de rigor documental, pero sin repercusión alguna -ni siquiera mínima- en el conocimiento de la evolución del paciente para los facultativos, y por lo tanto sin repercusión alguna en el buen tratamiento suministrado al enfermo".

Viernes 01-02-2013

archivo semanal:

Otros breves

Recomendaciones



Horóscopo