Ver en el cine las aventuras de Tom Sawyer o escuchar un concierto de rock pueden ser los planes perfectos para un fin de semana en familia