A priori París parece la ciudad perfecta para visitar en pareja y, aunque no cabe duda de que lo es, la capital gala también es una opción ideal para viajar con niños y no solo por su cercanía a Disneyland París. Museos, numerosos parques y jardines, espectáculos infantiles o talleres de arte son algunas de las posibilidades para disfrutar de París en familia. Elegimos algunas de las actividades más divertidas para viajar a la ciudad de la luz con los más pequeños. ¿Preparados para hacer las maletas?  

Jardin LuxemburgoVER GALERÍA

1. El Louvre también para niños: ¿Hay algún sitio mejor para aprender y divertirse que los museos? El Museo del Louvre es parada obligatoria para cualquiera que pise París y si los niños te acompañan es la ocasión perfecta para que despierten interés por el arte. Además de las últimas innovaciones tecnológicas para hacer la visita más fácil, la institución ha creado ‘La Petit Galerie’, un espacio pedagógico equipado de herramientas digitales con las que los más pequeños podrán descubrir las obras del museo de forma interactiva. Además también se organizan lecturas, conciertos y charlas para que los niños en el auditorio del museo.

2. Aprender jugando en la Ciudad de las Ciencias: En el corazón de París se encuentra la Ciudad de las Ciencias, un lugar mágico donde explorar los secretos de la cencia, descubrir las infinitas posibilidades de la imagen o multiplicar experiencias insólitas. Al igual que el Louvre, La Cité des Sciencies et de l'Industrie dispone de un área para niños con diferentes exposiciones para cada edad. El objetivo es contribuir al desarrollo de los más pequeños, iniciándoles en el mundo de las ciencias a través de espacios interactivos y adaptados a su edad. 

3. Misterio en el cementerio: Aunque no parezca un lugar muy apropiado para niños, el cementerio Père Lachaire es una obra de arte en sí mismo y alberga las tumbas de los personajes más ilustres del panorama francés; Edith Piaf, Oscar Wilde, Molière... Pero además, gracias a un guía-actor, los más pequeños podrán participar en el misterio de una mujer encontrada sobre la tumba del escritor Jean de la Fontaine mientras descubren un lugar cargado de historia y anécdotas. 

discobelix_1zVER GALERÍA

4. Conocer a Asterix y Obelix: Pasar un día en la pintoresca vida de Asterix y Obélix ya es posible en el Parc Asterix. Una reproducción del pueblo más famoso de los cómics galos donde los más pequeños podrán irrumpir en el imperio romano y enrolarse en la Legión, enfrentarse a los vikingos, escuchar las proezas de los legionarios en las Arenas y atravesar el tiempo recorriendo las calles de París desde la Edad Media hasta el siglo XIX.

5. Un jardín para disfrutar: Entre el barrio Saint-Germaine y el Barrio latino se encuentra el Jardín de Luxemburgo, uno de los parques más espectaculares de París y el más preparado para los niños. Además de sus tiovivos y columpios, este parque ofrece actividades originales como paseos en pony y en calesa o conciertos para niños y adultos en el kiosco de la música.

6. Descubrir París jugando: La oferta de actividades infantiles en París parece no acabar nunca. Organizaciones como Paris Story proponen descubrir la ciudad en familia a través de películas proyectadas en gran pantalla, una maqueta interactiva de la ciudad y talleres con dispositivos táctiles. Por su parte el Jardin des Halles (oficialmente, Jardín de Nelson Mandela) cuenta con un área de juegos para niños de entre 7 y 11 años con educadores que cuidan de ellos para que los papás puedan tomarse un respiro. 

7. Torre Eiffel para niños: La emblemática Torre Eiffel también piensa en los pequeños de la casa. Antes de subir al monumento parisino por excelencia, a los niños se les entrega un juego que rinde homenaje a su constructor y que les ayudará a descubrir curiosidades acerca de la torre y de la ciudad.

8. Disneyland Paris, la joya de la corona: Es el parque temático por excelencia de París y su visita con niños es imprescindible. Allí los niños disfrutarán conociendo a sus personajes favoritos, montando en las atracciones o asistiendo a los numerosos desfiles y espectáculos de magia. Pero eso no es todo, aunque el parques sea un paríso para los más pequeños, hay opciones de entrenimiento para todas las edades; desde restaurantes y espectáculos hasta atracciones para adultos donde poder soltar adrelanila. Además este año Disneyland Paris celebra su 25 aniversario con un nuevo espectáculo nocturno en el que el castillo de la Bella Durmiente parece cobrar vida. ¿Lo mejor de todo? La facilidad para llegar desde París. Un trayecto de 35 minutos en tren es lo que separa el parque de la capital francesa. 

Más sobre

Regístrate para comentar