¿Tu bebé es hiperactivo? ¡Relájale con música!

Desde siempre, la música ha sido uno de los pilares básicos en la educación de los niños. Además, para los más pequeños, resulta esencial, puesto que les permite aumentar su capacidad de concentración, desarrollar su sensibilidad y memoria y, por supuesto, les ayuda a relajarse. Esta última virtud se aprecia especialmente al hablar de música para bebés hiperactivos.

En la actualidad, un 3% de los niños menores de 4 años padece hiperactividad. Los síntomas más comunes de este trastorno son inquietud, lloros excesivos, irritabilidad constante, elevada dificultad para conciliar el sueño, gran sensibilidad a ruidos y sobresaltos, aparición de llanto al abrir los ojos y sueño ligero.

Los beneficios de la música para bebés a la hora de combatir la hiperactividad

Debido a la gran cantidad de información sobre esta enfermedad en Internet, cada vez son más los padres que acuden a los centros médicos porque sus hijos presentan alguno o todos de los mencionados síntomas. Allí, se encuentran con que una de las técnicas más efectivas para mitigar los efectos de la hiperactividad durante la infancia (el más habitual, el fracaso escolar) es recurrir a música para bebés, ya que:

  • Facilita el desarrollo del lenguaje, lo que se traduce en que tus hijos puedan comunicarse con fluidez y, al mismo tiempo, expresar todos sus sentimientos.
  • Reduce notablemente los estados de ansiedad, irritabilidad y llorera.
  • Permite a tu bebé fijar la atención, en este caso, en la música y sus acordes, algo que, automáticamente, le permite relajarse.

Tipos de música para bebés hiperactivos

Tanto para los niños hiperactivos como para los que no lo son, la música para bebés, es uno de los mejores recursos que, como padre o madre, puedes utilizar para ayudar a tus hijos a que se relajen y, por consiguiente, que duerman plácidamente.

canciones-relajacion1VER GALERÍA

La tradición es sabia y, por eso, resulta muy útil rescatar algunas de la gran variedad de nanas de cuna que existen. Pero además, también puedes echar mano de la música clásica. Eso sí, deberás prestar atención a las piezas que selecciones, ya que solo serán válidas aquellas que cuenten con una melodía constante alejada de estridencias y sobresaltos.

Mozart, por ejemplo, es uno de los compositores de música clásica que ofrece uno de los más extensos repertorios susceptibles de ser considerados música para bebés. El tempo de sus composiciones es perfecto para que los bebés hiperactivos puedan relajarse, tanto a la hora de dormir como en el momento de comer o de inicio de puchero.

Además de música clásica, como la de Mozart o El Amor Brujo de Manuel de Falla, los bebés hiperactivos llegan a alcanzar el ansiado grado de relajación propicio para el sueño con cualquier estilo musical, siempre y cuando cumpla con los criterios descritos cuando hablábamos de Mozart.

Por tanto, además de música para bebés, también puedes ponerle a tu hijo melodías de tintes africanos, brasileños, pop infantil y éxitos reinterpretados a piano. Eso sí, en todos los casos, la música debe ser instrumental.

Más sobre

Regístrate para comentar