Una tabla de Excel que ayuda a entender cómo aprenden a hablar los bebés

Un papá ha compartido un gráfico en redes sociales donde analiza las primeras cien palabras de su bebé. Una pista: el gran 'boom' del vocabulario llega a los 18 meses

Uno de los grandes hitos del bebé es cuando por fin pronuncia sus primeras palabras. Concretamente, la primermísima de todas, que suele marcar un antes y un después en el desarrollo del pequeño y su capacidad para comincarse con nosotros, y es motivo de orgullo para muchísimos papás y mamás; especialmente si la primera palabra es precisamente una de esas: papá o mamá.

bebe-habla-01zVER GALERÍA

Los papás más impacientes suelen identificar las primeras vocalizaciones con palabras;  sonidos con los que el bebé va sumando sílabas sueltas como forma de comunicarse. En algunos casos, esas primeras palabras pasan a formar parte del álbum de recuerdos familiar, o protagonziar una instantánea compartida en redes sociales. Los papás más perfeccionistas, sin embargo, llegan a extremos como analizar al detalle, Excel mediante, todas y cada una de las primeras palabras del bebé.

Es el caso de Jon Jivan, un papá que recientemente compartía en la plaaforma de imágenes Imgur la tabla Excel en la que había ido anotando cuidadosamente las primeras palabras de su bebé, colocadas en un ratio establecido entre la edad y el número de palabras aprendido en cualquier momento determinado. Solamente con observar la tabla ya es posible sacar unas pocas conclusiones sobre el ritmo de aprendizaje del habla en los bebés, así como la manera en que van añadiendo nuevas palabras a su vocabulario. Por ejemplo, y en este caso concreto, el primer intento de palabra se produjo a punto de cumplir los ocho meses: "uh-oh", algo así como "oh oh..." en castellano, y que sería su única palabra hasta los diez meses de edad ("dada"). La siguiente no llegaría hasta el primer año recién cumplido y es una gran favorita: "mamma" o mamá en castellano.

La siguiente palabra no llegaría hasta los 15 meses de edad: "kitty" o gatito, seguida de "no" a los 16 meses de edad. Es la palabra "no" la que parece disparar una curva de aprendizaje mucho más rápida: en el siguiente mes, el bebé ya dominaba nueve palabras, a los 18 meses su vocabulario se había duplicado llegando a veinte palabras, y desde entonces seguía esta misma progresión hasta llegar a las cien palabras aprendidas a los 20 meses de edad. O lo que es lo mismo: a lo largo de ocho meses, en los cuatro primeros el bebé sumó tres palabras a su vocabulario, mientras que en los cuatro últimos sumó las 97 restantes.

Teniendo en cuenta que cada niño es diferente y no todos dominan el lenguaje a la misma velocidad, esta progresión de crecimiento casi vertical suele alcanzar su punto álgido en torno a los tres años de edad, cuando el bebé domina ya cientos de palabras y es capaz de combinarlas. Además de la 'explosión' en el vocabulario en torno al año y medio de edad, el gráfico compartido por este papá ha generado bastante expectación por los comentarios que él mismo ha dejado en redes sociales. Por ejemplo, el hecho de que muchas de esas palabras, como "ratón", "luna" o "casa" se incorporasen al vocabulario de su bebé después de leerle un cuento. O el hecho de que otras palabras y expresiones se convirtiesen en habituales después de repetirlas en casa una y otra vez a través de juegos o canciones infantiles repetitivas como esta.

 

Más sobre

Regístrate para comentar