Cómo crear espacios de juego en casa para los 'peques' durante la Semana Santa

Hay rincones que tienen el potencial de convertirse en el escenario perfecto en el que desarrollar la imaginación y dar rienda suelta al juego, especialmente si no os vais de viaje durante las vacaciones de Semana Santa

Las vacaciones de Semana Santa son un respiro para grandes y 'peques', justo a medio camino entre la Navidad y las vacaciones de verano. Sin embargo, son tan cortitas que muchas veces ni nos planteamos organizar un viaje más allá de un fin de semana largo, especialmente si viajamos con niños: quedarse en casa disfrutando de la vida en familia, apuntar a los 'peques' a un campamento o a actividades infantiles los días que tenemos que trabajar, aprovechar los días de fiesta para estar juntos y hacer cosas en la ciudad... son planes más que aceptables, que al mismo tiempo deben responder a una pregunta: ¿cómo entretenemos a los niños cuando están en casa sin 'cole'?

ninos-juego-01zVER GALERÍA

Si no tienes planes para esta Semana Santa, y los más chiquitines van a quedarse en casa durante varios días sin 'cole', aquí van algunas ideas para reinventar los espacios dentro del hogar y convertir cada rincón en un juego.

1. Aprovecha las paredes libres. Están llenas de posibilidades para desarrollar la imaginación y expandir ideas, llevando el área de juegos más allá de los límites del papel. Piensa en reconvertir una de ellas en una pizarra con chalkboard paint, o reservarla para colgar proyectos artísticos. Incluso los vinilos de quita y pon en las ventanas transforman un espacio neutro en child-friendly.

2. Mezcla en mobiliario infantil con el de los mayores. Así eliminarás las barreras entre grandes y pequeños, invitando a pasar más tiempo juntos por ejemplo leyendo cuentos, pintando, resolviendo un puzzle o jugando a juegos de mesa. Utiliza colores neutros como fondo, para que el espacio sea lo más versátil posible, y añade una alfombra de colores, accesorios y decoración de quita y pon en las paredes.

3. Planifica los espacios de juego lejos de las áreas de descanso o trabajo. Por ejemplo lejos del dormitorio principal o del despacho, si tienes una habitación donde trabajas normalmente o tienes pensado dedicar unas horas de home office durante las vacaciones. Esto es especialmente importante si los 'peques' están aprendiendo a tocar instrumentos musicales.

4. Aprovecha los espacios con luz natural para tener un jardín interior. Con plantas de estación que los 'peques' puedan cuidar y mimar a lo largo de las estaciones de primavera y verano. Algunos jardines verticales incluso permiten cultivar pequeñas verduras, hortalizas y hierbas en el interior de casa con un sistema de riego por goteo. No sólo tomarán nuevas responsabildiades en el cuidado de las plantas, sino que podrán experimentar con nuevos colores, texturas y sabores.

5. Crea un rincón de lectura. Si no lo tienes ya, aprovecha la Semana Santa para dar forma al rincón de lectura de los 'peques': asientos cómodos, estanterías tipo mostrador de librería, donde puedan ver las portadas de todos los libros de un vistazo y que además estén colocadas a su altura, una alfombra calentita para poder tumbarse en el suelo o un tipi con cojines, además de los puntos de luz adecuados.

6. Deja que ellos opinen. Si vas a transformar algún rincón de la casa o de su cuarto en un espacio de juegos, pregúntales directamente qué es lo que les apetecería hacer más a menudo. Puede ser tener una tele cerca para jugar a la videoconsola (siempre estableciendo unos límites), una colección de bloques para construir o una superficie lisa y adaptada, llena de materiales para pintar y dibujar.

7. Ten en cuenta todos los tipos de juego que existen. No sólo hay una manera de jugar: hay juegos que estimulan la imaginación, como las construcciones, pero también los que imitan lo que hacen los mayores, como jugar a las cocinitas o las tiendas. La lectura, la expresión artística, el teatro... Procura que el cuarto de los niños sea multifunción, y que pueda dar cabida a su imaginación sin límites.

Más sobre

Regístrate para comentar