ninos-bella-01t

Así será el vestido amarillo de Bella en 'La Bella y la Bestia'

El icónico diseño marcó tendencia en la película de animación de 1991, y se hará realidad esta misma semana con el estreno de la versión en carne y hueso protagonizada por Emma Watson

Si hay un vestido que los fans de la 'La Bella y la Bestia' están esperando ver en la gran pantalla, ahora que se estrena la versión en carne y hueso de este clásico de Disney, es sin duda el icónico vestido amarillo que Bella lleva en su primer baile con la Bestia. No sólo porque es el momento de la película que marca para siempre esta historia de amor inolvidable, que en la nueva versión estará encarnada por Emma Watson y Dan Stevens, sino porque el vestido en sí, que en el filme original era un simple diseño animado y no un vestido de verdad, marcó tendencia gracias a su diseño entallado y la amplia falda princesa, pero sobre todo por los hombros caídos y su brillante color amarillo.

ninos-bella-01z

La cinta se estrena en España este mismo viernes, y va a ser una película larga, de más de dos horas, y que los 'peques' de la familia podrán disfrutar con sus mamás millennial que en su día acudieron al estreno original de 1991. Ya entonces la película se llevó dos Oscar a la mejor canción original y mejor banda sonora, y se convirtió en la primera película de animación de la historia en conseguir una nominación al Oscar a la mejor película; las otras dos desde entonces han sido 'Up' y 'Toy Story 3'. Estas dos últimas, además, empatan en el puesto número 2 del top 10 con las películas de animación favoritas de los niños.

Aunque quizás los espectadores más pequeñines no esperen con tanto entusiasmo la aparición del vestido amarillo en pantalla, el icónico look de Bella seguro va a dar de qué hablar, especialmente teniendo en cuenta que a la hora de crearlo se hicieron varias copias del mismo, y que para su diseño y elaboración se invirtieron unas 12.000 horas (unos 500 días) de trabajo, muchas más que los tres meses de producción que duró el rodaje con los actores.

El vestido definitivo es obra de la diseñadora de vestuario Jacqueline Durran, que trabajó conjuntamente con Emma Watson para dar forma al traje más memorable de Disney (con permiso de la princesa Elsa), de los últimos 25 años. El look: una impresionante falda con cuerpo de organza de seda con acabado satinado en un tono de amarillo único, que se eligió cuidadosamente tras probar ante la cámara distintos colores que funcionasen exactamente igual que el vestido original. Tal y como la propia diseñadora ha explicado a la publicación Entertainment Weekly, la falda princesa incorpora una pequeña estructura armada aunque casi todo el volumen proviene de las capas de organza superpuestas, a fin de que la actriz pudiese moverse con libertad en la escena del baile. Los zapatos también son importantes: pintados a mano con detalles florales, y un tacón de estilo siglo XVIII.

El detalle definitivo han sido 2.160 cristales de Swarovski cuidadosamente bordados al tejido, y que fueron un elemento imprescindible tanto en la producción del vestido amarillo de Bella como en el atuendo del príncipe, que también luce en esa escena una casaca bordada enteramente de cristales. Los cristales de la misma firma protagonizarán también otro de los elementos más mágicos de esta historia de amor: la rosa confinada a una urna de cristal, y que marca el tiempo del que disponen Bella y Bestia para enamorarse.

Más sobre: