Tendencias 'deco' para la habitación del bebé

Los colores neutros como el amarillo o el gris han ido desterrando poco a poco a los tradicionales rosa y azul, aunque no es la única tendencia 'deco' de las nuevas habitaciones infantiles

Junto con la elección del nombre del bebé y la compra de sus primeras ranitas y gorritos, o lo que tradicionalmente se considera como la primera puesta, decorar su habitación es una de las muchas cosas que hacen emocionante la espera, mientras preparamos canastilla, cambiador y cunita en un espacio que posiblemente acabe cambiando con los años a medida que los niños se van haciendo más mayores. Especialmente con padres primerizos, donde por primera vez se reserva un espacio en la casa para una personita a la que aún no conocemos y que será nuestro foco de atención durante muchos años, elegir la decoración de esta habitación se convierte en una tarea a ciegas. Aunque los bebés no aprecien realmente los detalles de su entorno hasta que comienzan a tomar conciencia de sí mismos, esta es una de las primera cosas que haremos por ellos.

Minicunas: sueños de diseño en sus primeros meses de vida

Uno de los poyectos que más atención ha puesto en las tendencias en decoración infantil orientada a bebés es Project Nursery, puesto en marcha por una pareja de entusiastas del diseño de interiores, y que reúne en una misma plataforma tutoriales, consejos de expertos en decoración, tips de mamás celebs y proyectos DIY, además de una selección anual de tendencias con lo que se va a llevar y lo que no en las habitaciones de los bebés que nazcan en los siguientes doce meses al inicio de cada año. Muchas de las deco trends que se ven aquí pasan más tarde a verse en Instagram y Pinterest, dos herramientas muy populares para compartir fotos de decoración y estilo de vida, especialmente con niños. Un ejemplo: en Project Nursery predijeron para este 2015 la vuelta del tipi indio como elemento decorativo y de juego en las habitaciones infantiles, y sólo unos meses más tarde veíamos esta variante de la tienda de campaña como uno de los elementos decorativos en fiestas para 'peques' del verano. ¿Quieres ver qué más se lleva en habitaciones para bebés? Nos damos una vuelta por las redes sociales para comprobarlo.

Ideas 'deco' para animar la habitación de los niños

Orden e imaginación a raudales para el cuarto de los niños

1. El vintage sigue haciendo de las suyas. Una tendencia que hemos visto a menudo en el terreno de la moda infantil, y muchas veces también de la moda infantil que se hace en España. La vuelta de lo artesanal, y de los tejidos que se fabrican localmente y se cosen a mano, suele ir de la mano de los diseños que recuperan el estilo de la moda de los niños de antaño, con muchísimas firmas volviendo a incluir en sus colecciones prendas como pololos, capas o capotas tricotadas, además de los vestidos con estampados muy dulces o los pequeños detalles de volantes. Lo mismo sucede con la decoración: desde cambiar una silla de paseo contemporánea por una Inglesina, a que todas las prendas de cama del bebé sean de hilo de algodón cosido a mano y fabricado en España.

En esta tendencia entran no sólo los aires vintage de los niños españoles, sino también algunos otros que vienen de fuera, normalmente asociados a los muebles rústicos o que imitan este efecto, con lacado envejecido y tejidos estampados con motivos y colores de los años 60 y 70. Algunos ejemplos: un cambiador de madera maciza con tiradores antiguos combinado con una silla de lactancia con un cojín de punto hecho a mano.

Una foto publicada por Mrs. Jennifer Martin (@jennifmartin) el

2. Los colores de niño o niña son neutros. Una solución eficaz si no sabemos el sexo del bebé, si decoramos la habitación antes de averiguarlo, o si simplemente no queremos usar normas de género por color. Los colores neutros ganan en el terreno de las tendencias al azul y rosa de toda la vida, una deco trend que le hace la competencia a la tendencia de la decoración vintage, donde ambos colores, junto con el blanco, son los más habituales. Esta tendencia da lugar a habitaciones divertidas y sobre todo muy flexibles, que permiten seguir reinventándose cuando los niños son más mayores (algo que se aplica también al mobiliario, por ejemplo mediante el uso de cunas convertibles).

Decoración infantil: convierte su habitación en su lugar especial

Algunos colores que entran en esta categoría: el menta, el amarillo limón, el blanco y negro mezclado con otros colores más dulces como el melocotón o el azul, los tonos naturales como la madera, los cremas y grises o los metalizados.

3. La paleta de colores se aplica a todo. No solamente a unos pocos elementos decorativos o a la ropa de cama: las paredes son una parte sustancial de la manera en que se define la habitación, y cada vez es más común ver cómo el diseño de las mismas se integra en la decoración, especialmente si se usan como fondo para dividir diferentes espacios. Por ejemplo, dejando tres de ellas en un mismo color y una cuarta en otro que contraste, o bien que se diferencie con el uso de papeles con motivos de rayas, figuras geométricas, corazones, animalitos u otros estampados baby.

Este tipo de papel sirve además para definir la temática de la habitación, que puede hilar con el resto de elementos de la misma. Algunos ejemplos: los estampados de la ropa de cama o el cojín de lactancia, que pueden ir a juego; la alfombra calentita de pelo largo para que a mamá no se le enfríen los pies en el suelo; un reposapies para la lactancia de etilo puff; una cunita de aire minimalista; una antigüedad en forma de mecedora; o un aparador de los años 60.

4. Cuadros, libros y juguetes. Aún es pronto para que los bebés puedan apreciar estas cosas, pero muchos papás y mamás añaden estos elementos a la habitación del bebé desde muy pronto, recreando lo antes posible el aire de una habitación infantil, pensada para ampliar los horizontes y la imaginación del niño, y donde poder desarrollarse como personita ya desde la cuna.

Son muy populares en este aspecto las estanterías vistas que permite almacenar los libros pegados a la pared, para poder dejar sus cubiertas al frente, los cojines suavecitos con formas, que valen también como mejor amigo a la hora de irse a dormir, los peluches y la decoración suspendida, como guirnaldas de colores, banderines, las iniciales del bebé en madera o cuadros con pinturas abstractas de colores de aire, tipografías y mensajes.

Una foto publicada por thelandofnod (@thelandofnod) el

5. Decoración de quita y pon. Sobre todo si queremos economizar reuniendo dos tendencias en una: la de las habitaciones que cambian constantemente, a medida que los niños se hacen mayores, y la de las paredes de diferentes colores, que sirven para distribuir el espacio. Los elementos decorativos de quita y pon hacen las veces del papel pintado, mediante láminas que se pueden distribuir por el espacio sin dañar la pintura, y que permiten decorar la habitación de forma económica, y sobre todo, no permanente.

Más sobre

Regístrate para comentar