Seis ideas de peinados muy fáciles para el 'cole'

Con sólo un par de minutos más, podemos cambiar la coleta de toda la vida por un peinado que haga sensación en el patio del colegio

Peinar el cabello de las niñas cada mañana a veces sólo necesita un poco de ingenio para sacarle el mejor partido a unos pocos accesorios, y además hacerlo en tiempo récord. Los peinados back to school para las 'peques' de la casa tienen que ser sobre todo funcionales: especialmente si tienen el pelo muy largo, el cabello puede molestar durante las clases, en el recreo o en la clase de gimnasia. No todos los peinados resultan igual de sencillos de hacer, ni tampoco requieren el mismo tiempo, algo que también suele escasear por las mañanas, el momento más estresante del día para muchos papás y mamás con niños pequeños, cuando hay que hacer malabarismos con los uniformes, el desayuno, 'peques' a los que se les han 'pegado' las sábanas, la hora de entrada al colegio y los atascos.

Aunque la coleta es la alternativa más sencilla para ahorrarse líos con el peine y el cepillo, a veces puede resultar aburrida, especialmente para las niñas que no siempre quieren llevar el mismo peinado, y al final terminen deshaciéndolo a lo largo del día. Una manera de animar un peinado sencillo es mediante los accesorios, como las gomas de colores o las horquillas que sirven para retirar el cabello, y que son especialmente eficaces con las medias melenas, que a menudo molestan más, por ejemplo, cuando toca inclinarse sobre un escritorio. ¿Quieres más ideas para hacer una vuelta al 'cole' más estilosa? Te proponemos seis peinados exprés para niña.

1. LA COLETA BAJA CON PELO ENROSCADO. Si la coleta es aburrida para las niñas que la llevan a menudo, una manera de hacerla más estilosa es enroscando un mechón de pelo en torno a la raíz, donde va sujeta la goma. Requiere exactamente de un minuto extra más de tiempo, y sólo se necesitan un par de horquillas de más para poder fijarlo del todo. Si en vez de un minuto cuentas con cinco, puedes separar un mechón un poco más grueso y hacer un trenza con él, que finalmente vaya enrollada en torno a la goma de pelo.

2. EL MOÑO (O MOÑITOS) DE BAILARINA. Las gomas gruesas tipo donut (aquí te explicamos cómo hacer una con un par de calcetines viejos), permiten hacer un moño alto en cinco minutos al estilo de una bailarina de ballet, y sientan fenomenal entre las niñas con o sin flequillo. Es un peinado de auténtica princesa y se necesita poco más que un peine de púas separadas, una goma de relleno y otra exterior. Este tipo de recogido es especialmente útil los días en que las niñas tienen clase de gimnasia, ya que no se deshace con facilidad y suele aguantar todo el día. Podemos darle un aire más divertido multiplicándolo por dos: en vez de un moño central, divide el cabello en dos mitades con una raya en el centro y haz dos moñitos separados, usando dos rulos de relleno, o simplemente una goma de pelo de colores, tipo scrunchie, dependiendo de la cantidad de cabello.

Una foto publicada por Braids By Tamara (@ice_braids) el

3. LA COLETA 'CON TRUCO'. O lo que es lo mismo, una cola de caballo metida hacia dentro. Un look muy popular en los años 90, que lleva pocos minutos y permite a las niñas llevar diferentes tipos de recogido casi sin esfuerzo. Basta con hacer una coleta baja normal, dejándola un poco suelta, y, una vez terminada, pasarla por una abertura en el cabello, justo por encima del coletero. La coleta se girará hacia dentro y sólo hay que tirar un poco de ella desde el otro extremo para que esté lista. Se puede conseguir un resultado aún más cool, que se convierta en éxito instantáneo en el patio del 'cole', si giramos los mechones laterales del cabello hasta crear una corona invertida con el pelo.

Una foto publicada por Meg O. (@mo_meg) el

4. CORONA 'MILKMAID'... PERO DE MENTIRA. Los recogidos milkmaid, es decir, con trenzas que se unen en lo alto de la cabeza enmarcando la cara, llevan algo más de tiempo que el resto de peinados mencionados hasta el momento. Podemos recortar este tiempo a la mitad si hacemos un recogido de este estilo 'de mentirijilla': con una única trenza lateral, muy gruesa, recogida en el lado opuesto de la cabeza, siguiendo la línea del pelo sobre la nuca, y cambiando el entramado de horquillas por, por ejemplo, un lazo con clip.

5. LA TRENZA CASCADA. Sin duda el peinado que está haciendo furor entre las mamás Instagrammers en esta vuelta al 'cole' es la trenza cascada, que es tan sencilla que tiene tutoriales de menos de 15 segundos (el tiempo que permite la red social cuando se trata de publicar imágenes en movimiento). Consiste en hacer una pequeña trenza de raíz, que parta de la frente y divida el cabello hasta más o menos la mitad, bastante alta, y sujeta a cada paso con una pequeña banda elástica. Este peinado gana puntos extra si usamos una goma de pelo de un color diferente cada vez, haciendo una escalera arcoiris. La trenza cascada se lleva con el pelo suelto, así que sirve para las mamás que a menudo manden a sus 'peques' al 'cole' con el cabello sin recoger, pero cambiando por ejemplo la horquilla lateral, para sujetar el flequillo. Vala con pelo corto y también largo.

Una foto publicada por CE Hair (@cassidyespinozahair) el

6. LA TRENZA EN ESPIGA. Un peinado muy versátil que, una vez se aprende, se puede aplicar de mil y una maneras diferentes, especialmente en el cabello de los niños, más fácil de trenzar que el propio ya que podemos acceder con facilidad a todos los ángulos. La trenza en espiga se puede llevar alta, baja o media altura, en dos trenzas, o, como la infanta Leonor, enmarcando la carita, a ambos lados de la raya partida del pelo.

Más sobre: