Mamás con 'taconazos', ¿es saludable?

De Victoria Beckham a Beyoncé, las 'celebs' se apuntan al tacón incluso cuando ejercen de mamás. ¿Cuál es el impacto de este tipo de calzado?

ninos-tacones-01VER GALERÍA

Victoria Beckham en la boda de los Duques de Cambridge, embarazada de siete meses y con unos Louboutin customizados

Cuando Victoria Beckham hizo aparición en la Abadía de Westminster para asistir a la boda entre los Duques de Cambridge, casi todas las miradas se centraron en sus zapatos. No porque el vestido de la ex spice girl no fuese el adecuado -un diseño minimalista tipo capa, en color azul marino y acompañado de un tocado nada menos que de Philip Treacey-, sino porque la cantante se encontraba casi en el séptimo mes de gestación de Harper Seven, y escogía para la ocasión unos zapatos customizados de Christian Louboutin, muy similares al modelo Daffodile de su catálogo, que suman nada menos que 16 centímetros de tacón.

ninos-tacones-02VER GALERÍA

Mamás y con 'taconazo': Lake Bell, Kristin Cavallari y Kate Hudson

La instantánea generaba toda suerte de titulares a favor y en contra del uso de unos 'taconzos' de semejante calibre en la recta final del embarazo. Algo que se repetía dos años más tarde, cuando una fotografía de Beyoncé calzando unos botines con tacón stiletto a bordo de un barco, portando a su hija Blue Ivy en brazos, también generaban un torrente de comentarios sobre la estabilidad que proporciona el llevar un zapato tan elevado.

ninos-tacones-04VER GALERÍA

Sin estar embarazada, Beyoncé también generó toda suerte de comentarios a colación de sus zapatos el verano pasado

Lo cierto es que a la hora de elegir calzado, tanto si estamos embarazadas o no, todo se resume a la comodidad de la madre. Si bien es cierto que muchas mujeres se sienten más a gusto con un zapato plano o un tacón bajo y grueso, los modelos con tacón siguen siendo la opción de diario de muchas mujeres, por lo que renunciar a ellos durante la gestación parece ser algo que se les resiste, al menos hasta que el calzado comienza a quedar demasiado apretado, cuando la hinchazón y la retención de líquidos propias de la recta final comienzan a hacer de las suyas.

ninos-tacones-03VER GALERÍA

Rachel Zoe (derecha) también generó titulares por sus stilettos premamá, lo mismo que los salones de Kate Hudson, y los botines de plataforma de Jessica Simpson

Es precisamente esta hinchazón la que hace que muchas mamás deriven hacia un zapato más cómodo, aunque hay otras consideraciones a tener en cuenta, especialmente cuando la tripita comienza a adquirir unas dimensiones considerables. Una de ellas es la salud postural, que tiene mucho que ver con el desplazamiento del centro de gravedad que se produce en el cuerpo a medida que la cintura va ganando centímetros. Idealmente, la postura correcta estando de pie y embarazadas, sería lo más alineada posible, manteniendo una línea recta que vaya de la oreja al hombro y la cadera. Con un zapato de tacón, especialmente si es un tacón alto, el centro de gravedad se desplaza aún más hacia delante, por lo que mantener el equilibrio se convierte en una tarea cada vez más complicada a medida que van pasando las semanas, además de derivar potencialmente en dolores y molestias en la zona lumbar.

ninos-tacones-05VER GALERÍA

Gwen Stefani, fiel a los 'taconazos' en todas las etapas del embarazo

En lo que respecta a la seguridad, el zapato de tacón no supone una amenaza para, por ejemplo, nuestras articulaciones y ligamentos, especialmente si estamos acostumbradas a caminar con ellos y los usamos en los primeros estadios, antes de que los cambios hormonales comiencen a distender las articulaciones de cara al parto. Los 'tropezones' sí que suponen, por otro lado, un riesgo para la mamá y el bebé si no conseguimos mantener el equilibrio y caemos al suelo, aunque eso no descarta que otros zapatos muy populares entre las embarazadas por su comodidad (por ejemplo, las chanclas y flip-flops) presenten un riesgo de tropiezo igual o incluso mayor. Otras, como las bailarinas, también populares, no ofrecerían una sujeción apropiada del pie, además de carecer de una suela lo bastante gruesa como para librarnos del dolor de espalda.

ninos-tacones-06VER GALERÍA

Kim Kardashian, con zapatos de suela de plataforma de varios centímetros

El mejor calzado: el que resulte cómodo, con punta redonda y un espacio de en torno a un centímetro entre la punta de los dedos y la pared del zapato, que se ajuste al pie lo bastante para sujetarlo correctamente tanto en el tobillo como en el empeine, con suela apta para la absorción del impacto que se produce al caminar, y que esté hecho en un material transpirable. En cuanto al tacón: un máximo de tres centímetros sería lo más recomendable para el día a día, mientras que tacones más altos quedarían restringidos a una ocasión especial.

Más sobre

Regístrate para comentar