Planes de última hora para irse de vacaciones con los 'peques'

Tanto si quieres pasar el verano en la playa como conociendo Europa, estos son los mejores destinos para viajar con los más pequeños de la casa


Cuando viajamos con niños, cualquier precaución es poca. Y esto incluye planificar con semanas o incluso meses de antelación. Sin embargo, para papás y mamás aventureros, los planes de última hora pueden resultar una forma diferente de vivir las vacaciones una vez se nos echan encima. Eso sí, buscando siempre destinos aptos para niños, que estén lo bastante cerca como para poder disfrutar del camino sin que los 'peques' sufran los efectos del viaje.

Una de estas formas de viajar es la que propone MyWay, desde nos aconsejan tres destinos ideales para hacer turismo con el coche. Viajar en automóvil nos permite flexibilizar los trayectos, adaptándolos a las necesidades del conductor y también de los más pequeños, además de permitirnos llevar todos los juguetes y ropa necesarios, improvisar a medio camino o proponer cambios o paradas en la ruta.

Suiza

Suiza es país perfecto para viajar con niños por su combinación de naturaleza, aventuras, lagos y museos interactivos. El país tiene un tamaño lo bastante asequible como para recorrerlo en coche, sin que los trayectos entre destinos se hagan pesados o muy largos, además de disponer de una de las mejores redes de carreteras de Europa. Queso, chocolate, glaciares y cataratas serán los acompañantes perfectos de este viaje, que puede comenzarse en Zúrich, para después derivar hacia otras localidades más pequeñas, como Lucerna. Merece la pena dirigirse a la población de Maienfelda (un sueño para los niños y también los papás y mamás que disfrutaron de las historias de Heidi en su infancia), visitar el museo al aire libre de Ballenberg (Brienz), la cima del Schilthorn -la montaña más alta de los prealpes suizos-, o terminar realizando la excursión ferroviaria más célebre de Suiza, desde la estación de Jungfraujoch.

Eslovenia

Remar por lagos en busca de castillos misteriosos y cascadas, adentrarse en el corazón de la Tierra a través de impresionantes cuevas, sentir el vértigo de los cañones naturales más altos de Europa, descubrir encantadores pueblos o ciudades medievales... son solo algunos de los alicientes que esperan en Eslovenia, una de las perlas más desconocidas del corazón de Europa. Las rutas en coche se pueden comenzar desde la falda de los Alpes Julianos, para impregnarse del encanto y la magia que emanan del lago y el castillo medieval de Bled. Le siguen el Parque Nacional de Triglav, y los valles de los ríos Sava y Soca, donde vale la pena hacer una parada de varios días para visitar las localidades montañesas de Trenta y Bovec.

La Selva Negra y Baviera

Si hay una zona en Europa que puede colmar todas las expectativas de la imaginación de los niños esa es la Selva Negra, al sur de Alemania. Además de magníficos paisajes, elegantes ciudades y románticos castillos que parecen sacados de un cuento de hadas, tanto la Selva Negra como la región de Baviera cuentan con dos impresionantes parques de atracciones: Legoland y Europa Park, dos universos que proponen un mundo de construcciones y de montañas rusas infinitas. El sur de Alemania goza de una exuberante riqueza natural, con prados salpicados de aldeas tradicionales, ríos y lagos por los que pasear en barca, casitas de madera con porticones de colores y senderos que conducen a altísimas cascadas.

Para quienes no quieran irse tan lejos, las costas españolas también ofrecen un buen número de alternativas familiares, con especial mención a las zonas de playa adaptadas a los niños. Estas localidades disponen de parques temáticos y de ocio aptos para los más pequeños: Jetcost nos propone cuatro grandes playas en España, que ofrecen todo lo necesario para unas vacaciones de última hora junto al mar.

Las playas de Oropesa del Mar, en Valencia

Uno de los paraísos del turismo familiar en España es este histórico municipio, con larguísimas playas de arena y calas históricas, que esconden apasionantes historias de batallas, cañones y piratas. Durante la temporada de verano se organizan numerosas actividades infantiles y multideporte -como talleres de magia, concursos de disfraces o teatro-, que se ajustan a la oferta de clases gratuitas de aquagym, gimnasia o yoga para mayores, además de las rutas guiadas por la Vía Verde del Mar y el Casco antiguo, o el cine de verano al aire libre. La región cuenta con un Festival Internacional de títeres, que se celebra en los meses de verano.

Playa de Salou, en Tarragona

Esta playa de la Costa Dorada se convirtió en 2003 en la primera reconocida con el sello de Destino de Turismo Familiar otorgado por la Generalitat de Cataluña. La playa de Salou reúne todo tipo de servicios pensados para las familias, incluyendo toboganes acuáticos, patines, plataformas flotantes, sillas anfibias, motos acuáticas, una estación de esquí náutico, windsurf, vela o pesca deportiva. Para los más 'peques', la mayor de las playas, la de Levante, cuenta con una guardería infantil de 200 metros cuadrados, además de espectáculos de agua, música y luz.

Playa de Maspalomas, en Gran Canaria

Integrada dentro de una reserva natural, Maspalomas es una de las playas más emblemáticas de Gran Canaria con más de dos kilómetros de arena dorada. La punta de Maspalomas se prolonga uniéndose con la Playa del Inglés, ambas con paseos marítimos, restaurantes y zonas de ocio. Entre las muchas actividades familiares que ofrece la isla, se cuentan los paseos en camello, las travesías en submarino, las excursiones para avistar delfines o el sorprendente mundo de los animales exóticos del popular Palmitos Park.

Playa de Levante, en Benidorm

Las playas de Benidorm suman hasta seis kilómetros de arena, desde la playa de Levante hasta la de Poniente, que se inclinan progresivamente en dirección al agua, facilitando el baño a los más pequeños, con columpios, trampolines, balsas, toboganes y zona de recreo. La misma playa organiza actividades de animación todos los días, además de contar con varios hoteles temáticos a pocos minutos de la orilla.

Más sobre

Regístrate para comentar