Una atleta norteamericana compite embarazada de 34 semanas

La corredora olímpica Alysia Montaño se ha convertido en una de las imágenes del año tras participar embarazada en un campeonato de atletismo

VER GALERÍA

La corredora Alysia Montaño en los Campeonatos de Atletismo de Estados Unidos

¿Hasta qué punto es bueno hacer ejercicio durante el embarazo? Según los médicos de la atleta Alysia Montaño, hasta prácticamente el final de la gestación. La corredora protagonizaba este fin de semana una de las imágenes del año tras disputar la prueba de los 800 metros en los Campeonatos de Atletismo de Estados Unidos embarazada de 34 semanas, a apenas unos días de la fecha prevista para dar a luz a su primer bebé.

Aunque la marca (2:32 minutos y 13 décimas, más de medio minuto de diferencia) es muy inferior a la que conseguía en los Juegos Olímpicos de Londres, donde finalizaba quinta en la misma prueba, la estampa se ha convertido en una de las imágenes virales de los últimos siete días, poniendo a debate no sólo la excelente resistencia y forma física en la que se puede llegar al término del embarazo, sino también los tabúes en torno a los límites de las mujeres embarazadas. El torrente de opiniones no se hacía esperar, y aunque muchas han sido las voces que han criticado la decisión de la corredora olímpica, no han faltado quienes han alabado la determinación de la atleta de salir a correr en una competición oficial, incluso sabiendo que la marca resultaría muy inferior a lo habitual.

VER GALERÍA

La atleta rebajó su marca pero consiguió terminar la carrera

Ya al término de la carrera, Montaño explicaba haber seguido corriendo durante todo el embarazo, bajo estricta supervisión de su equipo médico que, tras comprobar que no había impedimento físico alguno para hacerlo, no sólo no se lo prohibieron sino que le animaron a hacerlo.

El ejercicio antes, durante y después del embarazo, siempre y cuando sea seguro para la mamá y el bebé, es una de las principales recomendaciones para llevar la gestación a buen término y propiciar una rápida recuperación posparto. La intensidad del ejercicio, sobre todo si es cardiovascular como en el caso de la carrera, depende eso sí de nuestras capacidades y de nuestra forma física previa: no todas las mamás (más bien las menos) son atletas profesionales, por lo que cada una deberá ajustar su ritmo y preferencias a cada etapa de la gestación, intentado estar siempre activas y sin variar su rutina.

El objetivo detrás de la hazaña de Montaño: mantener su nombre dentro del circuito tras haber ganado en el mismo campeonato los últimos cuatro años, y conseguir acabar la carrera sin que ninguna otra corredora le doblase en la pista. Una marcha al trote más lenta que de costumbre, que le llevaba a atravesar la línea de meta entre aplausos, y que se tradujo en una satisfacción personal evidente y un ejemplo de superación tanto para las mujeres que son nuevas mamás como para las que no. Objetivo cumplido.

Más sobre: