Ropa orgánica para niños 'cool'

Desde el cultivo del algodón, la fabricación de las prendas o su distribución



Vestidos para niña de 4Funky Flavours, con certificación orgánica. Foto: CozyKidz

A la hora de ponderar la 'sostenibilidad' de una prenda, hay muchas variables que entran en juego: desde la forma de cultivo del algodón, incluyendo el número de pesticidas y sustancias químicas empleados, hasta la mano de obra encargada de recolectar la producción de estas fibras, la cantidad de kilómetros que la prenda recorre hasta llegar a las estanterías de las tiendas (cuanto más lejos, más emisiones de dióxido de carbono por prenda gastados excusivamente en transporte), o los tejidos sintéticos que a veces se integran en la composición, y que pueden derivar del petróleo entre otras sustancias.



Vestido de punto de algodón made in Spain, de Perfect Days

La huella ecológica de la ropa tiene por además un impacto sustancial cuando hablamos de las colecciones de moda infantil. Por un lado, la vida de la ropa de las niños se 'quema' mucho más rápido que la de los mayores, ya que, a medida que crecen (y lo hacen muy deprisa), es necesario renovar su vestuario, disparando la rueda de consumo muy por encima de la media de los adultos.



Los estampados geométricos de Mainio, con fábricas responsables

Por otro, el impacto que estas sustancias ajenas a las fibras naturales (petróleo, ácidos, siliconas, ceras sintéticas) tiene en la piel de los niños, que se vuelve más delicada a cada generación que pasa: la piel de los bebés es ya de por sí mucho más fina que la de los mayores, y es propensa a irritaciones, eccemas y alergias.



Pijamas y ranitas para bebé en algodón fair trade, de Little Green Radicals

Si bien es cierto que parte de la culpa de estas intolerancias se debe posiblemente a que los niños crecen en un entorno cada vez más aséptico, mantener un ojo puesto en el origen de las prendas que visten los peques no es ninguna tontería, especialmente cuando se ponen el resto de factores sobre la balanza. La maquinaria de producción textil a gran escala se ha convertido en uno de los principales problemas en el punto de mira de ambientalistas y organizaciones defensoras de los derechos humanos, que no siempre equiparan las condiciones laborales de las fábricas de producción textil (especialmente las ubicadas en los países en desarrollo), con los estándares del comercio y la mano de obra justos.



Tank top de lagartos en algodón orgánico, de Mini Rodini. Foto: CozyKidz

Entre las muchas teorías que existen al respecto, una de las más sencillas y asequibles es la que defiende la vuelta a la producción artesanal, elaborada de manera local, y a poder ser respetuosa con el medio ambiente. En España existen varias firmas de ropa infantil que siguen estas normas casi como si fuesen mandamientos, empleando tejidos de origen orgánico, y mano de obra 100% made in Spain. Firmas como Perfect Days, donde disponen de un catálogo de ropita de algodón de diversos colores, ajustando los tejidos a toda suerte de tallas, son un ejemplo de este tipo de ropa 'responsable', aunque no es el único: otro proyecto la mar de interesante es el que propone CozyKidz, una tienda de carácter familiar con sede en Barcelona, que distribuye prendas orgánicas y muy cool a toda España.



Monos y pantalones hechos a mano, con estampado eco friendly, de Little Cocoa Beans

Su catálogo abarca toda suerte de prendas 'eco': desde las que incluyen un mínimo de un 95% de algodón orgánico en su composición, respetando las normas de mano de obra responsable establecidas por la Organización Internacional del Trabajo, hasta prendas con certificación Oeko-Tex, que garantizan que todo el proceso de producción (tejidos, estampados y hasta el packaging) se encuentran totalmente libres de pesticidas y sustancias tóxicas.



Conjunto para niño en color block, de Mainio

Más firmas: Little Green Radicals tiene uno de los catálogos de ropa para bebé y pijamas más divertidos, con algodón grueso 100% fair trade, y distribución centralizada en Londres. También europea es Mainio, una firma finlandesa de producción textil que tiene sus fábricas en India, y anima a papás y mamás a visitarlas virtualmente a través de su web, donde se puede ver desde las condiciones de trabajo de estos emplazamientos hasta la creación artesanal de las serigrafías empleadas en sus estampados de colores.



La línea infantil de la Conscious Collection de H&M

¿La versión low-cost de la moda orgánica? La que propone H&M con su Conscious Collection. La marca sueca se ha convertido en el primer comprador mundial de algodón orgánico certificado del mundo, aunque su colección más sostenible (que incluye ropa para mayores, bebés y niños) también incorpora otras fibras de origen 'eco', como lana y polyester reciclados, seda orgánica o Tencel, una fibra artifical derivada de la celulosa.

Más sobre

Regístrate para comentar