Una mamá inventa un arnés que permite ponerse de pie a niños con discapacidades motoras

El producto, creado de forma familiar, llegaba a las estanterías de las tiendas ayer



'Upsee' es un arnés que permite erguirse a niños con ciertas discapacidades motoras

En algunas ocasiones, el amor y la perseverancia en la tarea de ser padres se unen fuertemente  con el espíritu emprendedor y las ganas de salir adelante, cueste lo que cueste. Esto es lo que le ha sucedido a Debby Elnatan, mamá de un niño con parálisis cerebral, y que estos días es la comidilla en los círculos de papás con hijos con discapacidades neuromusculares, después de patentar un arnés que permite a los niños afectados por algún tipo de parálisis, caminar amarrados a las piernas de una persona mayor.

Musicoterapeuta de profesión, esta mamá coraje no sólo ha conseguido homologar el producto, sino que desde ayer mismo se puede adquirir a través de Firefly, una firma de sillitas pensadas para dar más mobilidad a niños con discapacidad motora, ayudándoles a participar y tomar parte en la vida familiar.

La idea no podría resultar más sencilla y al mismo tiempo eficaz: el arnés rodea las piernas de los papás, permitiendo a los peques mantenerse erguidos mientras siguen los pasos de los mayores a través de dos piezas de calzado. Los niños pueden usar el arnés en dos tallas: entre 1 y 2 años, y a partir de 3 años hasta los 8 años.



La idea ha tardado 19 años en gestarse: los mismos con los que cuenta en la actualidad Rotem, el hijo afectado por parálisis cerebral de esta mamá, que recibía el diagnóstico siendo apenas un bebé de meses. A los dos años, el fisioterapeuta daba un veredicto demoledor: el pequeño ni siquiera reconocía sus propias piernas, y no sabía para qué servían. El largo camino recorrido por esta familia contaba con el propio pequeño como primer 'sujeto de pruebas', con unos primeros modelos experimentales caseros, que permitían a Rotem moverse por la casa, amarrado mediante cinchas y sujecciones.



El arnés incorpora dos juegos de sandalias, para los niños y los padres

El poder de la imaginación entre las familias con niños con discapacidad no es algo nuevo: la falta de ayudas y la necesidad de mantener una vida lo más normal posible, suele llevar a los padres a echar mano del ingenio, poniendo en práctica toda suerte de ideas, que adapten objetos de la vida cotidiana a las necesidades de los niños. Upsee, que así se llama la versión comercial del dispositivo, presenta un diseño en varios colores y se ha perfeccionado hasta el punto de permitir a los pequeños mover libremente los brazos y las manitas, explorando el mundo a su alrededor. Fundamental, eso sí, consultar primero con el pediatra y fisioterapeuta antes de lanzarse a adquirirlo, para cercionarnos de que resulta apto a las necesidades específicas del niño.

Además de Upsee, la firma dispone de otros productos similares, pensados para integrar a los niños con discapacidades motoras en el día a día, como unas prácticas sillitas que se adaptan al carrito de la compra, y que permiten ir al 'súper' con mamá o papá como cualquier otro niño.

Más sobre: