Los mejores 'coles' del mundo

El informe PISA sitúa a las potencias asiáticas a la cabeza en educación

VER GALERÍA

La red Vittra de escuelas, con entornos orgánicos para incentivar la creatividad de los alumnos

El informe PISA (en inglés: Program for International Student Assessment, o lo que es lo mismo, 'Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes'), es uno de los análisis de rendimiento más efectivos y precisos del mundo. Su campo de estudio se extiende a unos 500 mil estudiantes de más de 65 países, con exámenes que abarcan un arco de tres en tres años, con el fin de determinar la valoración internacional de alumnos de todo el planeta.

Los resultados del último estudio se desvelaban el pasado diciembre, estableciendo un ránking de sistemas educativos, basado sobre todo en las matemáticas, siguiendo el patrón de informes anteriores, y que se centraban en otras materias de estudio como la lectura o las ciencias. De entre los millares de datos recopilados, destacarían algunas curiosidades, que dibujan a grosso modo el estado de la educación a nivel mundial, y derriban algunos estereotipos, sobre todo en lo que respecta a los sistemas educativos en las grandes potencias asiáticas.

VER GALERÍA

El Green School de Bali forma a generaciones de líderes globales

Es precisamente en Asia donde se encontrarían los colegios con las puntuaciones más elevadas, tanto en lo que respecta a nivel educativo como en la incidencia de felicidad de los niños que asisten a estos colegios, y que también se incorpora como variable a los resultados del estudio. Shanghái, la ciudad más poblada de China y una de las más pobladas del mundo (nada menos que 20 millones de habitantes), sería la ciudad con el sistema educativo mejor puntuado, clasificándose con hasta doscientos puntos por encima de la media. La capacidad para las matemáticas de sus estudiantes es tan sobresaliente, que el informe sitúa a sus escolares hasta tres cursos por encima de los estudiantes de otros países. La ciudad, además, repite por segunda vez consecutiva a la cabeza de la lista, seguida en este caso de Singapur, Taiwan o Hong Kong.

Entre las potencias europeas: Suiza, el Principado de Liechtenstein y Holanda entrarían en el top 10, seguidas de cerca por el sistema educativo de Finlandia, Polonia o Bélgica. Los estudiantes españoles ocuparían la posición 33, un puesto por debajo de Italia, y tres por encima de Estados Unidos.

VER GALERÍA

La escuela es cien por cien ecológica, con asignaturas destinadas sólo al medioambiente

Los resultados no resultan tan sorprendentes cuando se echa un vistazo a la inversión en tecnología y los avances en escolaridad que se llevan a cabo en algunos de los colegios más prominentes de estos países. Un ejemplo: el Green School de Bali, en Indonesia, se fundaba con la misión de educar a toda una generación de líderes globales, con estudiantes venidos de 25 países diferentes, partiendo de una educación basada en un respeto profundo por el medioambiente. El colegio en sí es cien por cien ecológico, con construcciones enteramente de bambú, paneles solares y asignaturas sobre arquitectura ecológica y agricultura urbana.

VER GALERÍA

El Steve Jobs School de Holanda, a la cabeza de la tecnología escolar

Holanda, otro de los países cercanos a la cabeza de los mejores sistemas educativos, tampoco se queda atrás a la hora de invertir en tecnología: el Steve Jobs School es, como su propio nombre indica, un modelo para la innovación y la vanguardia, implantado en hasta siete colegios, y que parte de programas sin aulas ni horarios de clase, donde todos los alumnos aprenden libremente en espacios abiertos, seguidos de cerca por profesores y monitores.

Más ejemplos: el colegio más cool de mundo pertenece a la red Vittra, en Suecia, y sus clases no cuentan con pizarras ni pupitres o aulas convencionales, sino que se imparten en un entorno diseñado para fomentar el desarrollo intelectual de los más pequeños. Su función: convertir el cole en una herramienta pedagógica más, con mobiliario orgánico, salas de expresión corporal y elementos multifunción, para despertar la creatividad de los alumnos.

Más sobre: