Todo lo que hay que saber sobre la cirugía tras el embarazo

Los expertos desaconsejan recurrir a las medidas 'exprés' para recuperar la figura

VER GALERÍA

Supermodelos que vuelven a la pasarela meses después de dar a luz, actrices que pierden el baby weight entre alfombra roja y alfombra roja, y famosas luciendo abdominales poco después del parto. Son los conocidos como 'mummy makeovers': auténticas maratones para volver a ponerse forma tras el nacimiento del bebé, y que tiene entre las mamás famosas su mejor clientela.

Estas transformaciones exprés han hecho surgir todo tipo de dudas entre las mamás de a pie, que suelen adherirse al curso normal de la naturaleza a la hora de recuperar la silueta tras dar a luz. La experta en cirugía plástica Isabel de Benito nos explica los las dudas más comunes de someterse al bisturí después del parto.

El aumento de pecho... ¿es mejor antes o después de los embarazos?

En general, la mayoría de mujeres que desean un aumento de pecho están en edad de tener hijos y piensan en ello desde mucho antes, aunque por norma aconsejo esperar si el embarazo va a ser inminente.

¿Es cierto que los cambios hormonales del embarazo aumentan el riesgo de las prótesis?

En la mayoría de los casos no surgen complicaciones después de los embarazos, aunque sí que aumenta levemente el riesgo de contractura capsular, no tanto con el embarazo sino en la lactancia. Pero el porcentaje es pequeño: aproximadamente un 10 o 15 por ciento de las mujeres.

Según se dice, la 'popularidad' de la cesárea radica en la posibilidad de coser el músculo a su plano original, lo que explicaría algunas de estas asombrosas recuperaciones.

Estoy completamente en desacuerdo con esta práctica: primero, porque pudiéndo darse un parto natural, elegir la cesárea es siempre un error. La cesárea es una cirugía mayor y, como tal, implica unos riegos, además de una recuperación más complicada que en un parto natural. Supone un estrés quirúrgico para la madre, que no se debe agravar con ninguna otra intervención electiva. No es una ventaja en ningún término, sino añadir un riesgo innecesario.

Lo más adecuado para realizar ese tipo de intervenciones es esperar a que los tejidos recuperen biológicamente su forma, para saber cuánto hay que corregir. Lo único que aconsejo junto con la cesárea es la sutura de la cicatriz externa, de manera que deje la menor marca visible posible.

Si se va a llevar a cabo: ¿qué tipo de intervención se debe realizar antes de tener niños?

En el caso del aumento mamario, hay que tener en cuenta que con el embarazo y la lactancia el pecho sufre modificaciones. Si la operación se realiza antes del embarazo, es importante explicarle a la mamá que durante la gestación y la lactancia se producirán cambios, y que es posible que pueda necesitarse una cirugía adicional.

Con respecto a la abdominoplastia, se recomienda terminar con los embarazos para volver a unir los músculos rectos abdominales, porque los resultados de esta intervención sí suelen modificarse con otro embarazo. Y en cuanto a la liposucción, depende de si se presentan cúmulos de tejido adiposo localizados antes de la maternidad, o sólo después.

Más sobre: