¿Estoy de parto?

Los síntomas que preceden al parto son la duda más frecuente entre las mamás embarazadas



¿Estoy de parto?
Esta parece ser la duda más común entre las futuras mamás, según un estudio elaborado por el portal sobre infancia y puericultura The Little One & U. Hasta seis de cada diez futuras mamás -en un informe realizado sobre las preguntas de más de 10.000 madres a sus matronas-, presentaban el mismo tipo de dudas durante los nueve meses de gestación.

A pesar de que el síntoma más reconocido es la expulsión del tapón mucoso y la rotura de aguas, el desconocimiento sobre cómo se produce este proceso, y de cuál será su aspecto, es lo que más inquieta a la mayoría de primerizas. El segundo interrogante más importante: la conveniencia de viajar mientras se está en estado de gestación. Aunque viajar no supone riesgo alguno si la gestación no tiene complicaciones, muchas mamás desconocen que el período de menor riesgo es el segundo trimestre, a partir de la semana 18, mientras que los desplazamientos largos se desaconsejan a partir de la semana 28.

Tener relaciones sexuales o no durante el período de gestación sería otra de las cuestiones que más suelen repetirse en consulta con la matrona. La respuesta: se pueden mantener relaciones siempre y cuando no existan riesgos, bien por infecciones, manchados o contracciones prematuras; es el mismo tapón mucoso el encargado de proteger al bebé, incluso durante una relación sexual.

Este tipo de dudas irían de la mano con las preguntas relacionadas con el deporte y el ejercicio. Si bien se produce cierto sedentarismo durante el embarazo, por norma no se desaconseja hacer algo de ejercicio físico moderado a partir del segundo trimestre. Caminar, hacer aeróbic de bajo impacto, estiramientos o natación son algunos de los deportes permitidos, siempre que el embarazo no contemple ningún riesgo, y la gestación siga su curso normal.

La quinta y última pregunta más importante para las embarazadas: saber si debe prepararse el pecho para la lactancia. Aunque existen muchos mitos en torno a la leche materna, es cierto que no se recomienda masajear el pecho hasta el octavo mes, y que siempre habría que hacerlo de una manera suave, empleando las cremas recomendadas.

Más sobre: