Esta Navidad, no olvides cuidar la dentadura de los niños

Los turrones y dulces más duros perjudican el esmalte y las ortodoncias durante las Fiestas

niños y salud de los dientes

Durante la Navidad, comemos más. Al menos, más cosas con azúcar de lo que comeríamos normalmente: desde galletas a polvorones, turrón, almendras garrapiñadas o roscón, las Fiestas tienen un menú 'alto en dulces', que no sólo pueden tener un impacto en nuestra línea, sino también en la salud de nuestros dientes y los de toda la familia.

De hecho, y aunque más de la mitad de los padres reconoce en la visita al dentista llevar a rajatabla la ingesta de dulces de los niños durante el año, en Navidad la tasa de consumo de caramelos y azúcares se dispara, y resulta casi imposible controlar lo que los 'peques' se llevan a la boca. Es por este motivo que los expertos en salud bucodental recomienden poner especial cuidado en los hábitos de limpieza de los más pequeños durante el periodo navideño.

Entre ellos la odontóloga María Cabrillo, de Sanitas, que nos recuerda en estas fechas la importancia de cepillar los dientes de los niños tres veces al día, intentar controlar la cantidad de azúcar que consumen y tener especial cuidado con las ortodoncias, sobre todo a la hora de comer alimentos más duros.

En este sentido, de hecho, la recomendación de los especialistas es no forzar la finalización de los tratamientos dentales de los niños antes de la Navidad, con el objetivo de que puedan comer de todo, ya que las prisas pueden acabar retrasando el efecto del tratamiento. Un dato que se constata con el repunte en las visitas a los dentistas en el mes de enero. Las causas más comunes: reparar pequeños accidentes en los dientes o en los aparatos ortodóncicos, resolver alguna caries o hacer una limpieza después de los excesos.

Más sobre

Regístrate para comentar