¿Es más divertido jugar con una caja de cartón?

Los nuevos juguetes ecológicos promueven el uso de este material, barato y biodegradable

This is karton. O cartón, del de embalar de toda la vida. La idea de que los niños a veces se lo pasan mejor con la caja que con el juguete, unida a la tendencia del reciclaje y de incorporar la mentalidad 'eco' al núcleo familiar, ha disparado en los últimos años la creación de proyectos de lo más interesantes, orientados a uno de los materiales más baratos y biodegradables que existen: el cartón.

VER GALERÍA

The Cardboard Collective propone poner el cartón al servicio de la imaginación de la familia
©The Cardboard Collective

El cartón es, de hecho, el protagonista de TIK -acrónimo para el This is karton mencionado arriba-, un proyecto de tres arquitectas afincadas en Barcelona que han aprovechado la coyuntura del sector para redireccionar su creatividad en una dirección completamente nueva. Mar, Mariona y Andrea, que así se llaman estas emprendedoras, articulan su proyecto en torno a cuatro reglas: poder montar y desmontar cada pieza solamente con las manos, sin herramientas, dejar espacio a la imaginación, poder personalizar cada juguete, y crear juguetes que puedan ser reciclados una vez terminemos de interesarnos por ellos.



Dcarton es una tienda online dedicada exclusivamente a los juguetes de cartón

El resultado: un housekit, o casita de cartón móvil, una dollkit de cartón para muñecas de ídem, y un playkit en forma de rincón de juegos, que hace las veces de cocinita o tienda de ultramarinos para niños y niñas. Cada kit incluye una bolsa de tela para poder transportar los materiales, y un juego de pegatinas para personalizar cada juguete.



This Is Karton es el proyecto infantil de tres arquitectas afincadas en Barcelona

Una propuesta similar encontramos en dcarton, un auténtico universo para los amantes del cartón, con juguetes creativos y cien por cien ecológicos, construidos exclusivamente con este material. Casas, castillos, mobiliario, construcciones y hasta coches totalmente personalizables (donde un niño ve un coche de policía otro puede ver una ambulancia, y vice versa), con un gran favorito: una nave espacial de cartón en color blanco, que permite soñar con tripular el Apolo 11 hasta la Luna y más allá.



Pionero: Casa Julia es la casita de cartón diseñada por Javier Mariscal

Claro que a la hora de hablar de cartón, quizá la versión más versátil sea el DIY, do it yourself o 'hazlo tú mismo', que podamos hacer en casa. El material resulta cuanto menos económico, sino gratuito, y es fácil encontrar excedentes en grandes superficies, supermercados y tiendas. El amor por el cartón y sus diferentes usos queda reflejado a la perfección a través de The Cardboard Collective, un movimiento iniciado por una pareja de creativos afincada en Japón, y que echaba a rodar tras inspirarse en un libro de mobiliario fabricado en cartón.



'Cómoda' para la ropa y los juguetes, elaborada con cajas de cartón pintadas por los niños
©The Cardboard Collective

Tras experimentar con una primera versión de mesa y sillas elaboradas en cartón corriente, el proyecto desvelaba todo su potencial al entrar en contacto con su hija de 12 meses: ligero, fácil de mover y transportar, y la vez robusto y seguro, el cartón se convertía en la obsesión de esta familia, que ya ha ganado tantos adeptos que resulta casi imposible no rendirse a las bondades del material de marras.

Estanterías, colgadores para la pared, adornos para el árbol de Navidad, carritos con ruedas para transportar a los niños, bandejas de desayuno, macetas... y hasta un concurso mensual de disfraces, elaborados exclusivamente con cartón. ¿Te apuntas al universo cardboard?

Más sobre: