Ideas para la decoración 'vintage' de la habitación de los niños

El llamado estilo 'shabby-chic', aplicado a los espacios para los más pequeños de la casa



Silla infantil de acero pintada de rojo, de Les Petits Bohemes

Aunque el término shabby-chic quizá sea demasiado contemporáneo, o 'adulto', para aplicarlo a la decoración de la habitación de los niños, no son pocas las firmas y los proyectos a pequeña escala que se dedican a la restauración de piezas de mobiliario infantil, recuperadas de los años 50 y 60, con la intención de adaptarlas a las tendencias decorativas de nurserías, cuartos de juegos y habitaciones de los más pequeños.



Tres tipos de silla escolar en metal, de Les Petits Bohemes

El objetivo: dar un giro radical, no tanto al mueble en sí, sino a la idea del vintage que normalmente encontramos en las revistas de decoración, llevándolas al terreno de la imaginación, combinando paletas de colores muy suaves, como azules, amarillos o verdes pastel, con otros más brillantes, como rojos o morados, tendiendo siempre a difuminar las barreras de género entre niños y niñas.



Pupitre vintage y sillita con asas, de Les Petits Bohemes



Peluches tricotados a mano para la pared, de Louise Walker para Molly-Meg

Las piezas predilectas por los 'cazadores' de antigüedades para niños: las mesas bajas y pupitres, por su capacidad para introducir la rigidez de formas en el mobiliario infantil gracias a piezas antiquísimas en madera y aluminio o hierro forjado. La manera de suavizarlas: con vinilos ilustrados, cojines estampados con imaginería naif o piezas de knitwear tricotadas a mano con lanas de colores, y que se transforman en mantitas para la cama, fundas para sillas de mimbre o tapetes para la cómoda.



Mesa de estudio francesa de los años 60, de Bianca & Family

La ilumación merece un punto y aparte en las tendencias de decoración vintage para niños, con lámparas de cristal combinadas con cables de colores que tienden del techo, pompones de papel pinocho o bolas retroiluminadas con LEDS, además de minilamparitas en forma de estrellas, corazones o copos de nieve.



Silla de madera y mimbre de colores, de Les Petits Bohemes. Pupitre y sillas de colores, de Chapó Loló. Silla de madera, de Bianca & Family



Lámparas de cristal, de Les Petit Bohemes. Iluminación con bolas y guirnaldas, de Molly-Meg

Para terminar: las sábanas y cortinas, con volantes, frunces, crochet o encajes artesanales bordados a mano, y las alfombras de pelo grueso, para amortiguar las travesuras de los 'peques' y generar un ambiente cálido durante el invierno.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más