Los apadrinamientos entre niños, el nuevo proyecto de Ayuda en Acción

Ayudar a otros niños menos favorecidos hoy ayuda a nuestros hijos a convertirse en ciudadanos del mañana



El nuevo proyecto de Ayuda en Acción establece lazos entre niños de diferentes extremos del mundo

Educar en valores es el propósito de muchos de los juguetes que, cada Navidad, llegan a las estanterías de las tiendas, con el fin de proporcionar una finalidad doble a los regalos de los Reyes o de Papa Noel. Sin embargo, hay otro tipo de regalos que, además, nos inspiran a ser mejor personas, y lo que es más, nos ayudan en la difícil tarea de convertir a los más pequeños en los ciudadanos del mañana.

Este es el objetivo del nuevo proyecto de Ayuda en Acción, que esta Navidad ha presentado una campaña algo diferente, en la que animan a llevar a cabo un apadrinamiento... entre niños. A través del proyecto, los pequeños apadrinan a niños de Latinoamérica con condiciones de vida menos favorecidas, y les animan a intercambiar cartas, conocer otras realidades y actuar de forma directa para erradicar la pobreza.



Wedu acompaña a los 'peques' en este viaje, que ayudará hasta a trescientos niños

El objetivo: dotar a los niños del Primer Mundo con herramientas para luchar contra las injusticias desde una edad temprana. Los papás y mamás acompañan a sus hijos en este viaje: mientras los padres reciben información regular sobre el avance del proyecto, los niños conocen de la mano de su nuevo amigo cómo son las escuelas, las familias y la vida en un país lejano.

Como compañero de viaje los 'peques' tienen en Wedu su mejor guía; un personaje que llega de otro mundo y no entiende las desigualdades del nuestro, y que es parte fundamental de los materiales educativos creados por Ayuda en Acción para el proyecto. Cómics, fichas de actividades, vídeos de dibujos, concursos y entrevistas, que se envían a casa y se publican regularmente en la web de la organización.

El proyecto nace del convencimiento de que los niños son los ciudadanos del presente y, como tales, suya es la sociedad del mañana. Los niños y niñas aprenden valores como la solidaridad, el compromiso y el esfuerzo, además de convertirse en ciudadanos responsables, capaces de cambiar la realidad de las cosas. Esto tiene sentido también en el otro extremo del mundo: el proyecto ayudará hasta a trescientos niños de Gran Chimú, una comunidad al norte de Perú, garantizando su acceso a la educación, y mejorando sus condiciones de vida.

Los apadrinamientos pueden realizarse online a través de la web de Ayuda en Acción, por sólo 16 euros al mes.

Más sobre: