Las mamás 'millenials', las más activas en redes sociales

Un estudio analiza el impacto de las redes sociales en las nuevas generaciones de madres

VER GALERÍA

No sólo los 'peques' merecen un capítulo aparte a la hora de entender el uso que se da en casa a las nuevas tecnologías: las mamás también son objeto de investigación en esto de las redes sociales y las compras online. Así lo expone el reciente estudio de la plataforma femenina SheKnows, que se ha centrado en cuatro tipos de mujer -trabajadoras, amas de casa, millenials y generación X-, todas con el nexo común de la maternidad.

El estudio parte de una división de género que identifica a las mujeres, y más concretamente a las madres, como el sexo más comunicativo, o el más propenso a establecer relaciones con sus semejantes a nivel social. Un campo abierto para las nuevas tecnologías y en concreto las redes sociales, que tendrían en el género femenino uno de sus principales objetivos, y más específicamente entre las mamás, quizá la figura en la que se concentra el mayor potencial de márketing dentro del núcleo familiar.

Bajo el título 'Marketing the Likeable Mom' -un juego de palabras que hace referencia a los 'likes' o 'me gusta' de Facebook-, el estudio propone así una visión de las nuevas generaciones de madres, partiendo de entrevistas cruzadas a más de mil mujeres, consumidoras de nuevas tecnologías, mamás e identificadas con la generación millenials (nacidas entre los años 1980 y 2000) o generación X (posterior al baby boom de los años 60).

Las conclusiones: las mamás más propensas a utilizar las redes sociales serían las mamás trabajadoras, que ganan por goleada a las amas de casa en prácticamente todas las plataformas -Facebook, Twitter, Instagram, Pinterest y YouTube-, tanto en número de seguidores como en la cantidad de fotos y vídeos compratidos a lo largo del día. La razón: las mujeres utilizarían parte del tiempo que pasan fuera de casa -en la oficina o de camino al hogar-, para 'desconectar' con el entorno familiar, y 'reconectar' con lo que sucede en el exterior.

Las mamás trabajadoras liderarían así en plataformas business como LinkedIn, aunque tambien en Facebook -con un 36 por ciento más de amigos que las amas de casa-, dos veces más followers en Twitter, cuatro veces más en Instagram y hasta quince veces más seguidores en la plataforma social de Google.

En el otro extremo de la balanza, y a pesar de que la gran mayoría considera las nuevas tecnologías como una de las herramientas más útiles de la paternidad, las amas de casa serían las menos preocupadas respecto a los peligros de incorporar la era digital al interior del hogar. Algo parecido sucede con la edad: las mujeres más mayores tendrían por norma un número más reducido de contactos, y, por tanto, una exposición menor al bombardeo de información, presentando tasas más bajas de ansiedad o estrés.

La principal motivación a la hora de sentarnos al ordenador o conectar nuestro smartphone: compartir y comunicar, casi siempre con nuestros más allegados, y casi siempre con información relacionada a nuestra vida en familia. La maternidad dispara las ganas de hacer saber a nuestros seres queridos cómo nos encontramos: el 61 por ciento de las millenials compartiría contenido online al menos una vez al día, algo menos que las mamás de la generación X, aunque para ellas casi el 80 por ciento de los contenidos compartidos en redes sociales tendrían a sus hijos como motivo central, seguidos de los amigos, las vacaciones, la pareja, las mascotas, los consabidos selfies y la comida que preparamos en casa.

Más sobre: