La técnica del 'thalasso bain' da la vuelta al mundo

Un vídeo de la auxiliar de puericultura Sonia Rochel muestra el placentero baño de dos gemelos


Sonia Rochel
es asistente en el ala materno-infantil de la Clinique de la Muette en París, uno de los centros con más fama de la capital francesa -en ella dio a luz Carla Bruni cuando aún era Primera Dama de Francia-, y que esta semana ha vuelto a saltar a la luz pública gracias a un vídeo lleno de ternura, en la que la enfermera ponía en práctica el 'thalasso bain', una técnica para bañar a los bebés recién nacidos, que les hace creer que aún se encuentrar en el interior del útero materno.

No es una técnica nueva: puesta en marcha en 1995, consiste en sumergir al pequeño lentamente, masajeándole con agua del grifo y meciéndole suavemente, todo ello acompañado de música. Los bebés se relajan tanto que no sólo no lloran, si no que alguos caen en un profundo sueño. Eso sí: aunque parezca sencillo, desde la propia clínica recomiendan que este tipo de baño spa para bebés se practique exclusivamente en manos de un especialista, sobre todo cuando los bebés son tan pequeñines como los del vídeo.

El primer clip con el thalasso bain bébé de Sonia Rochel saltaba a la red hace ya un par de años, aunque no ha sido hasta el vídeo de una pareja de gemelos recibiendo este tipo de baño juntos que la técnica se ha convertido en un fenónemeno viral en la red: hasta nueve millones de visitas acumuladas en apenas diez días -más que su predecesor, publicado en 2011.

El secreto de estos recién nacidos para robarnos el corazón: los bebés aparecen tan relajados en las imágenes que acaban abrazándose el uno al otro, adoptando la misma postura que dentro del líquido amniótico. El baño, de unos quince minutos (aunque aquí sólo se ven apenas tres), no incorpora ningún tipo de jabón o producto más allá del agua del grifo, y las expertas manos de Rochel. El thalasso bath bébé está recomendado para bebés de menos de ocho semanas.

Más sobre: