Cuidados para mamás embarazadas una vez cumplidos los 35

La edad para quedarse embarazada se ha retrasado a los 35. ¿Cómo debemos cuidar la piel?

VER GALERÍA

Los motivos por los que cada vez más mujeres se deciden a ser mamás pasados los 35 son tantos y tan variados como embarazadas hay. Ya sea por decisión propia, o por no haber encontrado antes el momento oportuno, ser madre a partir de esta edad es más que común: en todos los casos, es importante seguir unos tratamientos y pautas básicos, a fin de facilitar el parto y permitir volver a la normalidad lo antes posible de forma saludable.

En lo que concierne a la actividad física, y según nos explican desde la unidad de la mujer del Instituto Fisiomedico, las pautas imprescindibles pasarían por un programa de ejercicios adapatado a cada una, que debería empezar a partir del segundo trimestre con tres sesiones semanales, combinadas con gimnasia especializada de preparación al parto, y otros ejercicios de intensidad adaptada, como el pilates para embarazadas.

Según la evolución de la futura mamá, habría que adaptar las diferentes tablas de ejercicio dependiendo de las molestias que se presenten: no es lo mismo actuar frente a un dolor de lumbares o pélvico que ante una retención de líquidos. Otro paso importante de los cuidados preparto es mantenerse informada, y además hacerlo bien: asisitir a seminarios impartidos por profesionales especializados en obstetricia, o hacer uso de las lecturas recomendadas, es la mejor manera de ser conscientes de los procesos por los que está pasando nuestro cuerpo, además de aprender las principales recomendaciones en higiene, nutrición, dermatología o sexualidad.

Durante el tercer trimestre se debe mantener la actividad física siempre que se tenga autorización del médico, eso sí, reduciendo los tiempos. También es importante entrenarse para el parto y fortalecer la musculatura, además de los consabidos masajes perineales (que reducen la incidencia de traumatismo perineal), y el control de la alimentación, especialmente en lo que respecta a la ingesta de hidratos y a los alimentos ricos en fibra, para evitar el estreñimiento.

Uno de los mayores miedos en esta recta final es el dolor antes del parto: en este sentido, son aconsejables el movimiento y los cambios posturales, la alternancia de calor y frío, los masajes, la contrapresión, los baños y las duchas. El mejor apoyo en casa para completar estos tratamientos: las últimas novedades en cosmética, adaptadas a la etapa premamá. ¿Nuestras recomendaciones? Toma nota:


1. Le Serum de Myriam K Paris, potencia el brillo y aporta nutrición al cabello gracias al aceite de babassú y a la proteína de seda. 2. Crema extra rica Aguacalma de Alvarez Gómez, elaborada con aceite de pepita de uva, almendras dulces, aguacate y caléndula, además de extractos de plantas de efecto relajante. 3. Stretch Mx Eraser de Rodial, refuerza la matriz dérmica con colágeno, gracias a ingredientes activos que aportan elasticidad a la piel, atenuando la aparición de estrías. 4. Firewall de Sepai es una crema antiedad con SPF 50 y 47 agentes activos como la serina, las vitaminas A y E, complejo de ceramidas y complejo bioflavonoide. 5. Pocos meses después de dar a luz, el cabello empieza a perder fuerza y se pierde más cantidad. Para evitarlo, utiliza champús sin sulfatos como Anti Age de Myriam K Paris, con queratina de cachemira y ácido hialurónico.

Más sobre: