Madrid tendrá su propio banco de leche materna

El 12 de Octubre ampliará su banco de leche para dar servicio a toda la Comunidad de Madrid



La generosidad de un donante anónimo ha sido la que ha permitido que el último proyecto de la Fundación Aladina vea la luz. O, al menos, que lo haga a principios de 2014, que es cuando el nuevo banco de leche de la Comunidad de Madrid abrirá sus puertas, dentro del Hospital 12 de Octubre. La aportación permitirá cubrir las necesidades nutricionales que tengan los niños prematuros o recién nacidos enfermos de la capital, que no puedan ser amamantados por sus propias madres.

Los beneficios de la leche materna, especialmente en los primeros 15 días de vida, son de sobra conocidos tanto entre las madres como por la comunidad científica: protección frente a infecciones y patologías intestinales, prevención de hipertensión y del síndrome metabólico, desarrollo del sistema inmune del niño... son sólo algunas de las ventajas de la lactancia.

De ahí la importancia de que puedan recibirla los bebés recién nacidos, sean cuales sean sus circustancias; un proyecto que casa a la perfección con el espíritu de la fundación, dedicada a ayudar a los niños enfermos de cáncer, que se embarca en este nuevo proyecto con la esperanza de fortalecer la salud de las vidas que empiezan.

La inauguración del nuevo banco supondrá una ampliación sobre las instalaciones actuales, en las que se integrarán un laboratorio para la preparación de la leche donada, una zona de pasteurización, sala de espera para las donantes y un área de dispensación y recepción de leche. En una primera etapa, además, el banco proporcionará leche dos veces a la semana a un par de los hospitales madrileños que atienden a bebés prematuros, con peso inferior a los 1.000 gramos. Posteriormente, el suministro se ampliará al resto de los centros sanitarios que atienden habitualmente a este tipo de bebés y, por último, llegará a todos los hospitales de Madrid que necesiten leche. Una vez concluido el proyecto, el banco de leche materna podrá dispensar alrededor de 2.000 litros al año, repartidos entre todos los hospitales madrileños.

Los requisitos para convertirse en donante: estar amamantando al propio hijo y poder extraerse leche extra, no estar infectado frente al virus de la hepatitis B y C, VIH, sífilis o HTLV –virus de la leucemia humana-, practicar hábitos de vida saludables y no haber recibido una transfusión sanguínea en los últimos seis meses.

Más sobre: