Las cuatro etapas del juego infantil

Una guía infantil relaciona los juguetes más adecuados para los bebés menores de 3 años



Tanto si tienes que hacer un regalo a un recién nacido, como si eres una mamá primeriza y aún andas preguntándote cómo serán los primeros meses de vida del bebé, conocer en qué dirección es importante estimular el desarrollo de los niños mediante el juego se convierte en una de las principales tareas, sobre todo si tenemos en mente aquirir un juguete adaptado a las necesidades del 'peque'.

Los niños menores de 3 años no pueden comunicarse con la misma facilidad que los que ya han aprendido a hablar e interactuar adecuadamente con su entorno. Para ponérnoslo un poquito más fácil, Ana Molleda y Teresa Marín, de 5mimitos, han desarrollado una guía básica sobre la estimulación infantil, que nos ayude a entender el desarrollo creativo de los bebés, siguiendo las pautas que, antes o después, van cumpliendo todos los niños.

  • Bebés de 0 a 6 meses
Hacia la cuarta semana de vida, el bebé ya es capaz de fijar la vista en rostros u objetos a unos 30 centímetros de distancia. A esta edad ya puedes enseñarle ciertas imágenes, libros o sonajeros de colgar adaptados a su edad. Al término del primer trimestre, será capaz de sostener ciertos objetos con las manos y llevárselos a la boca: es bueno jugar con sonajeros que emitan algún sonido, o que sean de plástico o tela para que los pueda tocar y chupar.

Juguetes recomendados: los que estimulen los sentidos, con colores, texturas y sonidos diferentes, como alfombras con actividades, sonajeros, móviles de cuna o cuentos de tela; además, los juguetes que ayuden a descubrir el propio cuerpo, como mordedores y muñecos de goma.

  • Bebés de 6 a 12 meses
Llegando al término del sexto mes, el bebé es capaz de mantenerse sentado apoyado entre cojines, parlotea y ya puede sostener la cuchara. Para seguir estimulando estas habilidades, puedes jugar con cubos de plástico de distintos colores, pelotas o formas que rueden, además de espejos y juguetes para el baño. A los 9 meses, el bebé aprende a girarse y descubre la sensación de morder; le empiezan a llamar la atención los sonidos y músicas, y ya es capaz de soltar un objeto para coger otro. Es en esta etapa cuando suele desarrollar un afecto particular hacia un peluche, un juguete o una manta.

Juguetes recomendados: los que estimulen la exploración de objetos, como pelotas, cuentos de tela y de cartón, además de cualquier juguete que pueda agarrar y explorar. Los juguetes que estimulan la afectividad también son recomendables, como peluches y muñequitos de trapo.

  • Bebés de 13 a 18 meses
A partir de los 13 meses, al bebé le gusta cada vez más ir por su cuenta y se rebelará con frecuencia, así que hay que marcarle límites claros. Aunque aún suele perder el equilibrio, la posibilidad de levantarse, caminar, detenerse o ponerse de rodillas representa la mejor de las distracciones. Durante estos meses, el 'peque' descubre también lo divertido que puede ser empujar las cosas, como sillas, mesas pequeñas o cualquier objeto que le sirva de apoyo.

Gracias al control de la motricidad, el niño ya puede coger el lápiz y realizar sus primeros trazos. También es capaz de identificar y recordar las ilustraciones de los libros, especialmente si le enseñas a nombrar a los personajes de los cuentos.

Juguetes recomendados: los que inviten a recorrer el espacio, como las bicicletas con ruedas y los cochecitos, además de los cubos para encajar y apilar, las pinturas, la plastilina o los puzzles sencillos.

  • Bebés de 18 a 24 meses
En esta etapa, al niño le gusta probar sus capacidades motrices, como bailar, saltar sobre ambos pies, hacer giros y jugar al balón. Es el momento de comenzar a utilizar la muñeca junto con el antebrazo para abrir y cerrar puertas, y le resultará más sencillo vestirse y pasar las páginas de los libros. También es capaz de identificar y nombrar varias partes de su cuerpo, sus juguetes cotidianos, los objetos familiares y los personajes de sus cuentos.

Juguetes recomendados: los que permitan relacionar hechos de causa-efecto, golpear, lanzar, meter y sacar, experimentar con el agua y la tierra. Los juguetes que estimulen la imitación de acciones simples y uso de lenguaje, y los que permiten desarrollar su habilidad manual y creativa, como pinturas, pizarras y plastilina.

  • Bebés de 2 a 3 años
En esta edad, los niños aprenden a subir y bajar la cremallera cuando se visten y saben usar los botones. Su nivel de comprensión alcanza para conocer el significado de las imágenes de sus cuentos, reconocer y nombrar colores, aprender canciones infantiles, y contar hasta diez.

Juguetes recomendados: los que se disfrutan al aire libre, como triciclos, pelotas, cubos y palas. Los juguetes para construir, encajar y mejorar su habilidad manual y creativa, y los que imitan las escenas familiares y profesionales: muñecos, títeres, teléfonos, cocinitas, médicos, coches...

Más sobre: