20 AGOSTO 2013

Disfruta con los niños de los parques acuáticos

Los parques acuáticos son la opción ideal si se pasa el verano en la ciudad



Si el mes de agosto lo pasáis en la ciudad, las piscinas y parques acuáticos se convierten en la mejor forma de olvidarse del calor, y pasar un divertido día en familia entre chapuzón y chapuzón. Eso sí: para sacar el máximo partido a este tipo de instalaciones, es importante mantener la calma, y explicar a los 'peques' unas normas básicas de seguridad. ¿Sabes cuáles?

1. Evita que los 'peques' se bañen en zonas que no estén vigiladas, no les pierdas de vista (especialmente si son muy pequeños) y recuérdales que deben seguir en todo momento las indicaciones de los socorristas; ellos son expertos y su misión es velar por su seguridad.

2. Si los niños no tienen destreza en el agua, es mejor que no utilicen colchonetas ni barcas hinchables, ya que vuelcan con facilidad, y que no usen el flotador como medida de seguridad.

3. Es mejor entrar gradualmente en el agua, duchándose antes y accediendo por las escaleras o por lugares con poca profundidad.

4. Enséñales a no correr: los resbalones son algo habitual con la humedad de la loseta que circunda la piscina. Un accidente en esta zona puede traducirse en una lesión leve, como un moratón o un esguince, o algo mucho más grave, como un golpe en la cabeza.

5. La protección solar es indispensable cuando planeamos pasar largas jornadas al sol, incluso si es dentro del agua. Una visita al médico o al dermatólogo antes de la exposición ayuda a conocer los y cuidados específicos para cada tipo de piel.

6. Enséñales a respetar los tiempos de digestión -en torno a las dos horas-, antes de entrar en el agua.

7. Mantén localizados los lugares de primeros auxilios y la posición del socorrista, para poder actuar con rapidez si ocurre alguna emergencia.

8. Evita que los 'peques' se expongan al sol en las horas centrales del día, entre las 12 y las 16h.

9. Asimismo, es fundamental mantener el organismo hidratado durante todo el día con agua y otras bebidas que proporcionen las sales minerales que se pierden durante la transpiración. Incluso dentro del agua, los 'peques' sudan debido al calor y a la actividad física. Recuérdales que tienen que beber antes de tener sed.

10. Respeta las medidas de higiene básicas, específicamente en los diversos espacios de baños. Enséñales a utilizar baños y papeleras, así como contenedores de reciclaje si los hubiera.
- - -

Dale "Me gusta" a nuestra página de ¡HOLA! en Facebook