Alicia, Narnia, Harry Potter... ¿Sabes dónde encontrarlos fuera de los cuentos?

Hacemos un recorrido por las mejores escenografías naturales de la literatura infantil en el Reino Unido



La Duquesa de Cambridge durante la inauguración de los estudios Warner, en Londres

Desde Hogwarts al País de las Maravillas, Narnia o el universo de Winnie the Pooh: si vas a pasar tus vacaciones en el Reino Unido, existen mil y una maneras de pasar un día mágico con los 'peques'. El país anglosajón cuenta con insólitos parajes, escenarios naturales, castillos y bibliotecas que han visto pasar algunos de los escenarios más memorables de películas y relatos infantiles. ¿Sabes cuáles?

El mundo ideado por J.K. Rowling es uno de mayores atractivos de la escenografía británica, ya sea natural, con las localizaciones escogidas para rodar algunas de las escenas de los filmes, como en los estudios que Warner Bros. tiene en Londres, y que permite conocer de cerca los secretos de Hogwarts. La cerveza de mantequilla, los muggles y el quidditch resultan tan familiares para los aficionados a la saga, que es razón más que suficiente para planear un viaje o una escapada de varios días a la pérfida albión.



La snitch dorada, uno de los atractivos de Harry Potter en los estudios Warner

La famosa biblioteca Bodleian de la Universidad de Oxford es unos de los reclamos importantes, a apenas media hora de la capital: sus impresionantes dependencias hacen aparición en nada menos que tres de las películas, junto con la biblioteca medieval Duque de Humfrey, y las bóvedas de la Divinity School. Mientras, el Castillo de a Alnwick, en Northumberland, a menos de una hora de Newcastle, ofrece clases a bordo de una escoba, en el mismo sitio donde Harry recibió su primera lección de vuelo.

Algo más al norte, ya entrando en Glencoe (Escocia), se filmaron los espectaculares paisajes que rodean Hogwarts, incluida la cascada de Steall Falls, en el valle de Nevis, que acogería el torneo de magos descrito en 'Harry Potter y el Cáliz de fuego'. De vuelta en Londres, nada como terminar con una visita al tour organizado por los estudios Warner Bros, a apenas 30 kilómetros al noroeste de la ciudad, y donde es posible descubrir cómo se elaboraron los suntuosos decorados de las películas, así como el vestuario de Harry, Ron y Hermione, y toda suerte de accesorios mágicos.


Lewis Carrol también dispone de su propio tour por el Reino Unido

Roald Dahl y sus fantásticos libros cobran vida en la localidad de Great Missenden, Buckinghamshire, a menos de una hora en tren desde Londres. Es aquí donde se conmemora su obra, en el Museo y centro histórico Roald Dahl, con dos galerías biográficas interactivas y su 'cabaña de escribir', con todo el contenido y mobiliario original. La Boy Gallery permite descubrir cómo fue la infancia de uno de los escritores de cuentos para niños más famoso del Reino Unido (incluida la afición al chocolate), así como las tiendas georgianas, los pubs y los parajes naturales que inspiraron historias como 'Fantastic Mr Fox' o 'Danny, campeón del mundo'.

Para los más pequeños, la pletórica imaginación de Beatrix Potter, que dio vida a Peter Rabbit, Mrs Tiggy-Winkle y Jemima Puddleduck, tiene un punto de partida: la magnífica belleza y la abundante fauna de los lagos de Cumbria, al norte de Inglaterra. Los fans de sus relatos pueden conocer de primera mano este mágico mundo gracias a las atracciones del Mundo de Beatrix Potter, a 90 minutos de Manchester; el Museo V&A de Londres guarda la mayor colección del mundo de sus dibujos, manuscritos literarios y correspondencia.

Nuestra última parada en este tour por la literatura británica: los legendarios C.S Lewis y Lewis Carrol, autores de 'Las crónicas de Narnia' y 'Alicia en el país de las Maravillas'. La biblioteca Linen Hall de Belfast, en Irlanda del Norte, alberga una colección única de libros de y sobre C.S. Lewis, con una estatua que muestra al escritor entrando en un armario como el de 'El león, la bruja y el armario'. Por su parte, la ciudad de Oxford inspiró una de las historias más maravillosas de la literatura: Lewis Carrol imaginó 'Alicia en el país de las Maravillas' tras un paseo en barca junto a la pequeña Alice Liddell, mientras le contaba cuentos sobre Alicia y el conejo blanco.

Los paseos se pueden recrear hoy en día en primera persona y, para terminar, una visita a la Tienda de Alicia, situada enfrente del Christ Church College, la misma tienda de caramelos que Alice Liddell visitó 150 años atrás, y que aparece en 'Alicia a través del espejo'.

Más sobre: