El apoyo a las mamás, fundamental para mantener la lactancia materna

Esta semana se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna



Esta semana se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna. Se celebra, al menos, por partida doble: aunque la fecha oficial según la OMS es la que discurre desde hoy mismo y hasta el próximo 7 de agosto, al coincidir con el período de vacaciones en España, tanto aquí como en el resto de Europa se celebraría igualmente la semana 41 del año. O lo que es lo mismo: en un embarazo que empezase el 1 de enero, la semana más probable de parto y por tanto de inicio de la lactancia sería la semana 41, es decir, a principios de octubre.

El lema de este año: ‘Apoyo a las madres que amamantan: ¡cercano, continuo y oportuno!’. Un lema que recuerda la importancia del apoyo a la mamá durante esta etapa, y que subraya lo que ya ponía de manifiesto la Global Breastfeeding Initiative hace apenas una par de semanas, con la presentación de un estudio en el que desvelaban el alto índice de abandonos entre las madres españolas, que se ven forzadas a dejar de dar el pecho cuando llega la incorporación al trabajo.

La familia y círculos sociales más cercanos a la madre, el lugar de trabajo, la legislación gubernamental, los sistemas de salud y pediatría, y los centros de respuesta a las crisis o emergencias; todos ellos se situarían en torno a la figura de la mamá, cimentando su nueva situación y rol dentro de la familia, y dejándole espacio para adaptarse al papel de madre, sin abandonar otros aspectos de su vida.

La Semana Mundial de la Lactancia Materna define, además, una serie de objetivos, que cambian año a año en función de  de los avances sociales dentro del campo de la lactancia y la etapa posparto:

1. Crear conciencia
sobre la importancia de la Consejería de Pares para apoyar a las mamás a comenzar y mantener la lactancia.

2. Informar al público
sobre los altos beneficios de esta consejería, y unir esfuerzos para extender estos programas.

3. Impulsar a quienes apoyan la lactancia materna
, cualquiera sea su profesión, a dar un paso adelante y capacitarse en apoyo a las madres y sus bebés.

4. Identificar apoyo comunitario
al que puedan acudir las mamás que amamantan.

5. Hacer un llamamiento a los gobiernos y centros de salud para que cumplan los diez pasos para una lactancia materna eficaz, y que incluirían desde capacitar al personal sanitario para que esté en condiciones de poner en práctica las políticas relativas a la lactancia, hasta informar a las mamás embarazadas de los beneficios que ofrece dar el pecho al bebé, ayudarlas a iniciarse en el proceso en la media hora siguiente al parto, así como a mantenerla cuando tengan que separarse de su bebé, facilitar la cohabitación durante las 24 horas del día, o establecer grupos de apoyo, procurando que las madres contacten con ellos tras la salida del hospital.

Más sobre

Regístrate para comentar