Más de la mitad de las españolas sólo prolonga la lactancia hasta los seis meses

Los datos sobre hábitos de lactancia en España desvelan un alto índice de abandono precoz



Todas las mamás conocen la importancia de la leche materna para su bebé. Pero no todas son capaces de prolongar este período tanto como querrían. Estas son dos de las conclusiones más importantes que se extraen de la Encuesta Nacional sobre Hábitos de Lactancia, uno de los proyectos desarrollados por la  Global Breastfeeding Inititative (Iniciativa Mundial para la Lactancia), y que estos días ha presentado los resultados de su trabajo en España, recopliados entre mamás con hijos menores de dos años.

El estudio recoge así los datos de mayor relevancia dentro del campo de la maternidad, la alimentación y cómo, cuándo y por qué las madres españolas amamantan a sus bebés en sus primeros meses de vida. El dato más relevante: aunque la gran mayoría de mamás opta por la lactancia como primera opción -sólo un 11 por ciento la rechaza, principalmente por haber tenido problemas en lactancias anteriores-, de todas ellas, un 69 por ciento la habría prolongado durante los primeros tres meses, un 38 por ciento hasta los seis y apenas un 18 por ciento hasta los dos años.

Los motivos para este aumento progresivo del destete en favor de la leche mixta o artificial: más de un 40 por ciento de las mamás señalan a la temprana incorporación laboral, seguida del deseo de participación del papá, la edad del niño o el poco aumento de peso del bebé. Menos importantes, aunque con una cierta incidencia: el dolor en el pecho, la incomodidad de tener que amamantar fuera de casa o el rechazo del pecho por parte del pequeño.

Asimismo, y a pesar de estos datos, el estudio señala que las mamás españolas son muy consicentes de los beneficios que reporta la lactancia materna, especialmente a la hora de proteger al bebé de infecciones y otras enfermedades.


Además, la encuesta establece una interesante línea de separación entre los motivos por los que abandonamos la lactancia, y los inconvenientes que, como mujeres, vemos a la alimentación natural: la pérdida de firmeza del pecho, la falta de tiempo para una misma, la lenta recuperación de la figura o las grietas en la areola serían algunas de las preocupaciones más frecuentes entre las mamás españolas.

Más sobre

Regístrate para comentar