El Hospital 12 de Octubre también tendrá su particular jardín para niños

Dos proyectos muy especiales, pensados para poner una sonrisa en la cara de los niños



La iniciativa 'El jardín de mi Hospi' se desarrollará también en el 12 de Octubre de Madrid

La extraordinaria idea de convertir las azoteas de los hospitales en entornos pensado para los niños comienza a 'florecer' por segunda vez en Madrid: después de la inauguración del Jardín de mi Hospi en el hospital de La Paz, el proyecto, impulsado por la Fundación Juegaterapia, tendrá también cabida en el 12 de Octubre.

El objetivo: mejorar la calidad de vida de los niños enfermos de cáncer a través del juego, creando un espacio muy especial y al aire libre. La primera 'semilla' de este segundo jardín la ha plantado el estudio de arquitectura Moneo+Brock, desde donde han tomado las riendas del diseño de forma solidaria y desinteresada. El hospital, por su parte, resulta perfecto para este tipo de proyecto: el 12 de Octubre cuenta con algunos de los mejores servicios en atención infantil y maternal de España. De hecho, los niños ingresados en este hospital asisten regularmente al aula escolar del centro, con el objetivo de que la enfermedad no suponga un paréntesis en su educación: el jardín ocupará el espacio en la azotea contigua a este 'cole', con la idea de que algunas de las horas lectivas puedan tener lugar allí.



Los planos desvelan un diseño al aire libre, con amplios espacios para los niños y sus familias

El nuevo jardín convertirá el espacio en un escondite donde desarrollar su mundo, y en el que el contacto con la naturaleza, las flores, frutos, colores y olores despierten los sentidos de los pequeños. El proyecto, del que ya se han desvelado algunos de sus espectaculares bocetos, contará con zonas de juego protegidas con toldos, un huerto al lado de las ventanas del colegio, una fuente, una poza con peces, un telescopio, un molino, un refugio rústico, un invernadero-aula para que los niños puedan salir en todas las épocas del año, y un pequeño teatro con gradas y pantalla exterior.

Otra iniciativa que llama la atención estos días es la que ha puesto en marcha Playskool con motivo de la celebración del 85 aniversario de sus juguetes: el proyecto '85.000 Sonrisas' también dirige su atención a los niños enfermos de cáncer, atendidos por la Fundación Aladina, con el objetivo de crear una sala de juegos en la unidad de oncología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid.



El proyecto pretende integrar el aula escolar del centro con una amplia terraza enfocada a la naturaleza

La acción: alcanzar 85.000 sonrisas para 'regalárselas' a los niños, en forma de una completa sala de juegos que les haga más llevadera su estancia en el centro sanitario. Para colaborar, basta con entrar en la página web creada para la ocasión, subir una fotografía a la 'Galería de Sonrisas' (pensada para inspirar a los niños a sonreír), o participar a través de una aplicación especial en el perfil de Playskool en Facebook.

La Fundación Aladina amplía así sus programas de ayuda a los 'peques' enfermos y sus familias, sumando este nuevo proyecto a la creación del centro de trasplantes de médula ósea Maktub del Hospital Niño Jesús, también en Madrid.

Más noticias sobre...

Más noticias

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema