Mamás deportistas, bebés más sanos

Practicar ejercicio durante el embarazo ayuda a hacer más fuerte el corazón del bebé



Si hacer algo de ejercicio cardiovascular es bueno para ejercitar nuestro corazón y ponerlo más fuerte, ese mismo beneficio se da en los bebés antes incluso de llegar al mundo. Así lo ha explicado recientemente la Fundación Española del Corazón, desde donde defienden que las mamás embarazadas que practican ejercicio de manera regular, favorecen el desarrollo de un corazón más fuerte y sano en sus bebés.

Las pruebas médicas las aporta un estudio llevado a cabo por investigadores de la Kansas City University of Medicine and Biosciences, realizado entre más de sesenta mujeres embarazadas, de las que 26 practicaban algún tipo de ejercicio aeróbico, con el objetivo de realizar mediciones del desarrollo de los bebés en los diferentes momentos del embarazo, a fin de obtener una evaluación de su ritmo cardiaco.

Estos 'corazones fuertes' en los bebés les reportan, además, grandes beneficios que se traducen en un menor sufrimiento durante el parto -las taquicardias al dar a luz son signo de sufrimiento fetal, aunque que si el ritmo cardíaco del bebé se mantiene bajo, el riesgo de sufrirlas es menor-, y que se mantienen a lo largo de todo el embarazo y también durante, al menos, el primer mes desde su nacimiento.

Aunque aún se desconoce la causa exacta por la que el feto adquiere los beneficios del ejercicio materno, el estudio apunta a que las hormonas segregadas tras la práctica de deporte (las conocidas endorfinas), traspasarían la placenta durante la actividad física, favoreciendo el desarrollo del corazón del bebé y haciendo que el niño esté más cardioprotegido desde el momento de nacer

A pesar de que la práctica de actividad física es necesaria en cualquier estapa de la vida, resulta más que recomendable consultar siempre con el obstetra qué ejercicios hacer y en qué intensidad durante los nueve meses de gestación. Las mamás embarazadas, además, cuentan un estado de circulación hiperdinámica, lo que significa que tienen que bombear más sangre de lo habitual, elevando con ello su frecuencia cardiaca. La práctica de ejercicio disminuye esta frecuencia, ayudando de paso a reforzar el suelo pélvico y la pared abdominal.

Más noticias sobre...

Más noticias

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema