¿Qué es el reflujo gastroesofágico?

El reflujo es uno de los trastornos más frecuentes entre los bebés lactantes



El reflujo gastroesofágico es una de las primeras y más frecuentes consultas que los papás realizan durante los primeros meses de vida del bebé. Se trata de un trastorno muy frecuente en la infancia, pudiendo, de hecho, afectar hasta al 50 por ciento de los lactantes. Las causas: la inmadurez del aparato digestivo, que hace que sea más que habitual que todos los niños lo sufran en algún momento, con mayor o menor intensidad.

Lo más frecuente es que el reflujo gastroesofágico ocurra durante los cuatro primeros meses, y se presenta como un trastorno transitorio, que suele mejorar hacia los 12 o 18 meses de edad. Y aunque la prematuridad, ciertos problemas neurológicos y algunas patologías respiratorias pueden provocar su aparición, mantener una dieta saludable, baja en chocolate, grasas y picantes, es la forma más sencilla de prevenirlo, especialmente en niños más mayores.

Los expertos también recomiendan evitar las posturas en las que el bebé permanece semi-sentado, y sólo tumbarle sobre su lateral izquierdo si el niño está despierto y vigilado. La lactancia materna puede asimismo servir de ayuda para disminuir este trastorno, aunque es aconsejable controlar las tomas evitando volúmenes elevados y consultar con el pediatra cada vez que queramos introducir algún cambio en la alimentación.

Eso sí, es importante estar atentos, sobre todo si el reflujo afecta a la calidad de vida del niño o si no presenta un desarrollo adecuado para su edad, ya que los síntomas a veces se superponen con otras enfermedades, como la alergia a proteínas de leche de vaca.

Más noticias sobre...

Más noticias

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema