Entrevista a Javier Arroyo: 'Las matemáticas enseñan a pensar, y están conectadas a la creación artística'

Entrevistamos al creador de Smartick, una aplicación que ayuda a los niños a practicar y aprender 'mates' por Internet

¿Qué se esconde detrás del misterio de las matemáticas? ¿Son en realidad tan difíciles como parece? Las 'mates' son uno de los pesos pesados de la etapa escolar, una verdadera montaña de cifras, signos y ecuaciones, que no siempre resulta sencilla de escalar para todos los niños por igual.

Sin embargo, aprender matemáticas sienta las bases del razonamiento lógico e incluso de la capacidad creativa. Así nos lo explica Javier Arroyo, uno de los desarrolladores de Smartick, una aplicación en forma de tutor online, que ayuda a los niños a aprender a desenvolverse con las matemáticas practicando sólo durante 15 minutos al día. ¿Quieres saber qué nos ha contado sobre esta asignatura, clave para los 'peques'?



¿Qué tipo de ejercicios podemos encontrar en Smartick, aparte de las clásicas sumas y restas?
El objetivo es que el alumno aprenda a pensar. Para ello, el niño debe dominar las operaciones básicas -sumar, restar, multiplicar y dividir-, con soltura, seguridad y rapidez. Pero las matemáticas no son sólo cálculo mental. Es necesario ir mucho más allá y que los niños aprendan a razonar, entender bien lo que se les está preguntando, y aprendan a resolver problemas y situaciones de la vida real. La aplicación va mucho más allá del puro entrenamiento del cálculo mental.

¿Es necesaria la imaginación para las matemáticas?
Sería más adecuado hablar de creatividad. Efectivamente lejos de sólo reglas y fórmulas, las matemáticas son en realidad un atractivo mundo de descubrimiento, creatividad, prueba y error que fomenta algo imprescindible para avanzar en los estudios y en la vida: la capacidad de razonar.

Las matemáticas, precisamente por su nivel de abstracción requieren una alta dosis de creatividad. Sin embargo, esta parte de las matemáticas raramente se muestra a los niños, que se encuentran con pocas opciones: memorizar fórmulas que no comprenden o rendirse y decidir que 'no se les dan bien'. Hay psicólogos que han afirmado con plena seguridad, que las dificultades que tienen los alumnos en el aprendizaje de las matemáticas tienen sus raíces en un insuficiente desarrollo del pensamiento lógico.

Lo que es una pena es que todavía hoy en día no exista uniformidad acerca del papel que le corresponde a la asignatura en el desarrollo de las capacidades mentales. Las matemáticas tienen una utilidad transversal, que enseña a incorporar formas de pensar. Son básicas para el pensamiento y están muy conectadas con la creación artística. De hecho, las ideas matemáticas se descubren en un acto de creación, en el que participan el pensamiento lateral, el pensamiento especulativo, el pensamiento heurístico y el pensamiento lógico, éste último es el encargado de juzgar y elaborar las nuevas ideas.

¿A qué edad comienza a desarrollarse la capacidad matemática?
El desarrollo temprano de la capacidad matemática es un factor fundamental en el éxito académico de los niños. Cuanto antes desarrolle el niño esta capacidad, más fácil será alcanzar dicho éxito. Las matemáticas representan un saber escalonado, donde cada etapa es necesaria para afrontar la siguiente. La mala asimilación de un concepto condicionará seriamente la progresión del alumno y la asimilación de conceptos más complejos.

Además, hay una correlación clara con el resto de asignaturas. Una mala formación en matemáticas produce un fracaso generalizado en asignaturas de tipo cuantitativo, como Física, Química, etc. Y afecta al rendimiento en otras disciplinas. Las matemáticas son un aspecto fundamental en cualquier sistema educativo y por ello es convienente empezar cuanto antes.

¿Cuál es el secreto para sintetizar lo más importante en tan poco?
El desarrollo de nuestro método, liderado conjuntamente por psicopedagogos, educadores, matemáticos e ingenieros, se fundamenta en hacer trabajar siempre al alumno en la frontera de su máximo nivel de competencia sin que al niño le suponga un esfuerzo extraordinario. Este es el éxito y el valor añadido de Smartick, que gracias a la tecnología consigue una evaluación en tiempo real tras la realización de cada uno de los ejercicios, lo que permite la adecuación del ritmo y dificultad de los siguientes en función de la capacidad de cada alumno.

Esto, unido a la disciplina en la realización diaria de esfuerzos cortos (15 minutos) y un estudiado sistema de refuerzo positivo, consigue resultados extraordinarios.

¿Hay algún truco para que el niño aprenda matemáticas?
El único truco es que el niño entienda realmente las matemáticas y no se limite a memorizarlas. Si además consigues que le gusten, y que él mismo vaya dándose cuenta de que tienen una aplicación en su vida diaria, sin duda se le darán bien.

¿Qué ventajas tiene una tutoría por Internet frente a un profe particular?
Un método de aprendizaje online nunca sustituye por completo a un profesor. Lo cierto es que con un sistema de aprendizaje online el niño puede hacerlo sin necesidad de desplazarse ni estar sujeto a horarios. Lo puede hacer desde cualquier dispositivo y a cualquier hora del día. También dado su bajo coste frente a un profesor particular, la educación online ofrece la posibilidad de que el niño realice un trabajo diario a su propio ritmo, aportando hábito de estudio y mejorando su capacidad de concentración.

¿Tiene futuro la educación online en España?
El aprendizaje online es el presente y el futuro de la educación. Está demostrado que los alumnos que reciben también formación online demuestran un mejor desempeño que aquellos que reciben enseñanza únicamente presencial. La incorporación de herramientas de carácter personalizado e individualizado como complemento a la clase en grupo aumenta el valor de la educación.

Aunque es cierto que esta práctica es más habitual en el ámbito universitario, con la aparición de los MOOCS, en lo que se refiere a la educación primaria y secundaria todavía no existen prácticamente iniciativas de este tipo, más allá de páginas web que almacenan información o ejercicios. En este sentido Smartick es algo pionero, ya que cuenta con 'inteligencia' que permite que el niño aprenda a su propio ritmo de forma autónoma.

¿Cómo pueden controlar los papás los resultados de una aplicación similar?
La tecnología utilizada por Smartick proporciona al padre o tutor las herramientas idóneas para facilitar un seguimiento pormenorizado y en tiempo real del aprendizaje del niño, sin obligarles a estar presentes durante las sesiones, ya que el niño puede hacerlo de manera autónoma. Cada día, cuando el niño termina su sesión de 15 minutos de ejercicios, el padre recibe un mail con los resultados, la hora de conexión y una valoración nuestra.

Además se puede ve cómo está evolucionando el niño dentro del plan de estudios, su efectividad, los tiempos empleados en la realización de cada ejercicio, incluso todos los ejercicios que el niño ha ido haciendo, para así ver en qué ha fallado y qué conceptos va superando.

¿Es importante que los padres entiendan las matemáticas que estudian sus hijos?
Que los padres se involucren en la enseñanza de sus hijos, sobre todo en las etapas de primaria y secundaria, contribuye a que puedan ayudarles, motivándoles y facilitándoles así el aprendizaje. El papel de los padres es fundamental para que los niños consigan los objetivos por varias razones: generarles una rutina que ayude a conseguir el hábito de estudio, y motivarles constantemente, mostrando interés por el trabajo que realizan.

En el caso de Smartick los niños deben realizar su sesión diaria sin ayuda de los padres para resolver los ejercicios. El método está diseñado específicamente para que el niño trabaje sólo y sea capaz de desarrollar sus habilidades de forma independiente.

Más sobre: