07 NOVIEMBRE 2012

Más del 50% de los adolescentes tiene problemas de sueño

Los pediatras aconsejan dormir 10 horas al día para favorecer la salud y el rendimiento académico de los niños

Durante generaciones, la familia Telerín, y más tarde, Los Lunis, han echado una mano a los padres para que los niños se fueran pronto a la cama sin oponer demasiada resistencia, enseñándoles la importancia de descansar las horas suficientes para afrontar el día a día.



Según un estudio publicado en la revista FAMIPED, de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap), por lo menos el 75% de los niños y adolescentes presentan somnolencia y han reconocido que necesitan dormir más horas cada día, bien porque se acuestan demasiado tarde o porque se levantan muy temprano. Esta asociación pretende concienciar a los padres de la importancia del sueño tanto en niños como en adolescentes, porque no hay duda alguna en que dormir las horas suficientes es sinónimo de salud.

Durante la infancia, los pediatras recomiendan establecer lo que se conoce como una ‘higiene del sueño’, fijando desde que nacen un rutina horaria y una disciplina para que irse a la cama pronto no sea un problema. Esto se traducirá con los años en un sueño tranquilo y reparador para que no afecte ni a su rutina académica ni al resto de actividades extraescolares.

En el caso de los adolescentes, la implantación de horarios y rutinas es igual de necesaria; sin embargo, se tendrán en cuenta algunos extras en relación con la edad y la persona. El uso del móvil, Internet o ver la televisión momentos antes de irse a dormir, unido al hecho de salir con los amigos hasta altas horas de la noche o el consumo de bebidas con cafeína so sólo pueden provocar alteraciones en el sueño, también problemas en las relaciones familiares, sociales y de rendimiento académico. Para evitarlo, es necesario seguir un calendario de rutinas donde se incluirá no sólo el tiempo libre sino también las obligaciones diarias, como la hora de llegada a casa o las horas que debe dedicar al estudio. De esta manera, el adolescente no verá demasiado alteradas las 10 horas de sueño que aproximadamente se recomiendan.

Más información:

www.aepap.org

- - -

Dale "Me gusta" a nuestra página de ¡HOLA! en Facebook