Mamás coraje: Nueve de cada diez familias monoparentales están encabezadas por mujeres

La Fundación Adecco ha dibujado el perfil de las madres solteras en España



Si sacar adelante a una familia ya es todo un reto, en el caso de las familias monoparentales puede convertirse en un verdadero desafío. En España, concretamente, son las mujeres las que llevan las riendas en este tipo de familias, ya que casi 9 de cada 10 (un 88,6 por ciento), está encabezada por la figura materna, según detalla el Instituto de la Mujer.

Estos son los términos en los que se mueve un nuevo informe elaborado por la Fundación Adecco en base a un panel de 1.000 mujeres con responsabilidades familiares no compartidas. De hecho, y según sus datos, parece que las familias tradicionales comienzan a perder peso frente a las nuevas: mientras que en 2002 existían un total de 303.200 familias con una sola figura de responsabilidad, ya fuera paterna o materna, a finales de 2011 se registraban hasta 548.600, de las cuales 486.400 tienen a la madre como figura principal.

Las causas de este incremento en el número de 'mamás coraje': en primer lugar, el aumento de casi el 299% de mujeres que se deciden a llevar a cabo su maternidad estando solteras a lo largo de la última década. El incremento de divorcios, nulidades y separaciones también tendría un papel protagonista (en total, hasta 110.321 matrimonios rotos sólo en 2010), así como el fuerte crecimiento de la inmigración, que hoy en día representa al 12 por ciento de la población en España.

La forma más habitual de familia monoparental sería en este caso la de la madre soltera con un solo hijo: sólo un 3 por ciento de las mamás en esta situación tendría más de cuatro descendientes. Además, la mayor parte tendría entre 36 y 45 años, con predominio de las mujeres con estudios técnicos, y de las cuales más de una cuarta parte se encontraría en el paro.

Un dato especialmente relevante, sobre todo si tenemos en cuenta el reto que supone para estas valientes mamás afrontar el cuidado de sus hijos sin apenas ayuda. Las encuestadas en paro, además, lo tienen claro: ser madre y estar sola es un hándicap para encontrar empleo. Hasta un 89 por ciento ha declarado sentirse continuamente discriminada en los procesos de selección por este motivo.

Más sobre: