El lado más solidario de Alba Carrillo

La feliz mamá es imagen de una de las iniciativas de Chicco y la fundación Vicente Ferrer



Parece que fue ayer cuando Alba Carrillo daba a luz al pequeño Lucas. Sin embargo, ha pasado ya casi un año desde que el primer bebé en común entre la modelo y el expiloto de motos Fonsi Nieto llegase al mundo; doce meses en los que la nueva mamá ha pasado de conquistar las pasarelas a ganarse el corazoncito de los más pequeños.

Su último proyecto: sumarse a la campaña Chicco di Felicità, una iniciativa solidaria que se materializa en forma de medalla, símbolo del compromiso que la popular firma de cuidados para bebés y mamás tiene para con la infancia. Concienciada con las causas que promueven la mejora de la calidad de vida de los niños, la modelo se ha unido a este gran proyecto, cuyo objetivo es construir un orfanato en Andhra Pradesh, en la India, de la mano de la Fundación Vicente Ferrer.

'Desde que soy madre me siento mucho más comprometida con el bienestar de los niños', afirmaba la ex concursante de Supermodelo durante la presentación del proyecto. 'Creo que no hay nada más bonito que buscar la felicidad de los más pequeños, y esta iniciativa logrará, no sólo cubrir las necesidades básicas de cientos de niños de la India, sino que les proporcionará un futuro mejor'.

La medalla, que se puede adquirir en cualquier tienda Chicco, tiene un valor simbólico de 2 euros, y sus beneficios se entregarán íntegramente a la fundación, que lleva más de 40 años trabajando para erradicar las desigualdades y proporcionar un hogar digno, atención médica y escolarización a cientos de niños desfavorecidos.

Más sobre: