Hasta el 25% de los niños españoles sufre de problemas en la vista

Este tipo de afecciones suelen estar relacionadas con el índice de fracaso escolar


Los diferentes problemas en la visión que sufren uno de cada cuatro niños españoles comienzan desde la edad preescolar, y se extienden hasta la adolescencia. Así lo aseguran desde el Consejo General de Ópticos Optometristas, remarcando, entre otros, la ambliopía u ojo vago, la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo o el estrabismo.

Las diferentes afecciones, especialmente si no son tratadas a tiempo, pueden ocasionar serios problemas, no ya sólo en la salud de los niños, sino en el impacto que éstas tienen en el aprendizaje. De hecho, lo que conocemos por fracaso escolar tiene su origen en algún problema visual de manera frecuente, por lo que nunca está de más revisar la vista de los más pequeños en las primeras semanas tras la 'vuelta al cole'.

Hasta uno de cada tres casos de 'malas notas' podría deberse a un error por falta de diagnóstico, lo que resulta especialmente significativo si se atiende al hecho de que sólo el 27 por ciento de las revisiones corresponden a menores de 10 años. Un índice demasiado bajo, sobre todo si se tiene en cuenta que es en esta franja de edad cuando los 'peques' comienzan a desarrollar un mayor desgaste visual, tanto en el 'cole' como en casa.

Seguir el ritmo de las clases, leer con rapidez o atender las explicaciones de la pizarra puede convertirse así en toda una odisea. Los síntomas típicos que pueden indicar la presencia de algún problema: errores al copiar palabras de la pizarra, dolores de cabeza, ojos llorosos, parpadeos, sensibilidad a la luz, así como actitudes como acercarse mucho al papel a la hora de escribir, no calcular correctamente las distancias o sentarse muy cerca de la televisión.

Más sobre

Regístrate para comentar