04 JULIO 2012

Ocio infantil: Jardines y parques mágicos para visitar con los niños

Te descubrimos algunos de los jardines botánicos más divertidos para visitar con los 'peques'



Festival internacional de las flores de Disney (Florida)

Laberintos, bonsáis, flores tropicales, esculturas gigantes, árboles mágicos... Las flores y plantas no tienen por qué ser aburridas, y menos si planeamos un viaje o una visita con niños. Desde las artes topiarias, una práctica jardinera que da formas a las plantas hasta convertirlas en esculturas vivientes, hasta los invernaderos con flores venidas de todo el mundo, los jardines botánicos nos ofrecen una alternativa llena de color para disfrutar con los más pequeños durante las vacaciones.

Cualquier rincón es bueno: a apenas 75 kilómetros de Madrid, en San Martín de Valdeiglesias, encontramos El bosque encantado, una de las muestras de arte topiario más espectaculares de Europa. Hasta 300 esculturas que nos hacen soñar, en forma de jardines, fuentes y laberintos, que bien podrían haber salido de la imaginación de un visionario del cine o la literatura. Entre sus setos y macizos se pueden encontrar desde dinosaurios, dragones y princesas hasta una reproducción de los Beatles.

En el centro de la capital también hay muchísmas cosas que ver. El Real Jardín Botanico de Madrid está en funcionamiento desde 1755, y ya desde su fundación albergaba más de 2.000 plantas de origen europeo, casi un tercio de las que se pueden contemplar hoy.

Los más espectaculares fuera de nuestras fronteras: las exposiciones de flores de Disney, en Florida, que recrean escenas de clásicos como 'La Bella y la Bestia' o 'Peter Pan', los jardines del amor de Abu Dhabi, que pueden llegar a recibir más de 7.000 visitantes al día, o el espectacular laberinto del Jardín de Marqueyssac, en Francia, donde organizan toda suerte de actividades para niños, como talleres de juguetes artesanales o sesiones de escalada infantil.