Entrevista a la Dra. Elena Alonso: 'No existe un límite de edad para presentar una enfermedad alérgica'

La doctora es autora de la 'Guía de las alergias del bebé' del Observatorio AVENT



La doctora Elena Alonso en la presentación de la ‘Guía de las alergias del bebé’

La Dra. Elena Alonso, médico adjunto en la Sección de Alergia del Hospital Gregorio Marañón, es la autora de la ‘Guía de las alergias del bebé’, presentada hace algunas semanas por el Observatorio AVENT de la Salud Infantil. Hablamos con ella sobre el impacto de los alérgenos más comunes en la vida de los niños.

¿A partir de qué edad pueden desarrollar los niños diferentes tipos de alergias?

No existe un límite de edad para presentar una enfermedad alérgica. Pero, dado que es necesario un período de sensibilización, el comienzo de los síntomas se demora al menos algunas semanas, aún en el caso de los alimentos.

¿Están predispuestos nuestros hijos a padecer las mismas alergias que nosotros?

No necesariamente: lo que se hereda es la predisposición genética a sensibilizarse a alérgenos comunes del medio ambiente. Pude que coincidan o que no, depende de la edad del niño y el entorno.

¿Qué tipo de reacciones, como es el caso de la intolerancia a la lactosa, se asimilan con el paso de los años hasta superarse del todo?

La falta de lactasa, que es la causa de la intolerancia a lactosa, no es una alergia, sino un proceso fisiológico que ocurre en la mayor parte de los individuos adultos de la población. No debe nunca confundirse con la alergia a la leche de vaca, que es un cuadro con el que no guarda relación, y presenta una reacción adversa a las proteínas de la leche de tipo inmunológico

¿Cuáles son las alergias más comunes antes de los 5 años?

Las formas clínicas de la enfermedad alérgica son distintas en el niño menor de 3 años, en comparación a las que aparecen en edades superiores o la edad adulta. Estas diferencias están motivadas por la secuencia temporal de exposición a los alérgenos, y por la inmunidad en el desarrollo continuo del niño.

En los lactantes, los desencadenantes más frecuentes son los alimentos, que suponen la primera sustancia extraña con que se enfrenta el sistema inmunitario del niño. Así pues, la alergia más frecuente en el primer año de vida es la alimentaria. Los inhalantes juegan un papel casi irrelevante en los primeros años de vida, debido a que se necesita una exposición continuada, y no suelen manifestarse antes de los 3 años. Sin embargo, factores como la exposición muy precoz a los pólenes en los niños nacidos en primavera, o el contacto con alérgenos como la caspa de animales domésticos, los ácaros o los hongos, pueden condicionar que se comiencen a producir alergias en la etapa preescolar.

¿A qué síntomas debemos estar atentos los padres para detectar un caso de alergia?

Los padres deben cuidar y observar a sus hijos y ante cualquier síntoma del tipo que sea, consultar siempre a su pediatra, que es el profesional que debe orientar si se trata de un problema alérgico o de otro tipo.

¿Qué tratamientos o hábitos son los más recomendables?

No se recomiendan tratamientos ni actitudes especiales para ningún niño, sino solamente las normas de higiene y cuidados habituales, incluyendo evitar la exposición al humo del tabaco y la lactancia materna, al menos 6 meses.

¿Es posible evitar que ciertas alergias condicionen la vida de los niños?

Cualquier enfermedad, alérgica o no, condiciona al niño y a su familia. Un diagnóstico y un tratamiento precoz por el especialista pediátrico mejora los síntomas y permite una vida mejor para ambos.

¿Puede un tipo de alergia desencadenar otros?

En el niño, los procesos alérgicos siguen un cierto orden cronológico, pero no son consecuencia unos de otros, sino cuadros que se asocian con frecuencia, como la dermatitis y las alergia a alimentos o el asma. Este proceso de aparición en el tiempo se conoce como la 'marcha atópica'.

¿Qué hacer en caso que se presente un cuadro de anafilaxia?

Si es el primer cuadro y el niño no tiene un diagnóstico previo, lógicamente se consultará inmediatamente a Urgencias y allí se administrará tratamiento intramuscular con adrenalina, además de otros tratamientos complementarios. Si ya tiene un diagnóstico previo, la familia estará entrenada en la administración del tratamiento y resto de medicamentos.

¿Está la dermatitis atópica relacionada con el asma?

La dermatitis atópica es un cuadro muy frecuente. Una parte de los niños que la padecen pueden tener asma posteriormente, pero no se considera por sí sola un factor determinante.

¿En qué casos desaparece el asma una vez alcanzada la edad adulta?

El asma del niño se distingue del asma del adulto en que la evolución a medio-largo plazo es casi siempre favorable. Una vez superada esta etapa, muchos de estos niños no vuelven a tener asma. Sólo continúan teniéndolo un tercio de los niños, y éstos son los que tienen antecedentes familiares de asma, dermatitis diagnosticada por un médico, o tienen o han tenido alergia a alimentos.

Más noticias sobre...

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema